Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Esther A. Muñoz
Lunes, 21 de diciembre de 2015
Ecologistas en Acción

“Como no hagamos nada, vamos camino a un escenario como el de la película Wall-E”

Guardar en Mis Noticias.

Los vertidos ilegales amenazan la salud medioambiental de Pinto.

Toneladas de residuos se  acumulan en camino  histórico de Pinto a Getafe.

El 28 de junio de 1994 la Asamblea de Madrid aprobó la calificación de parque regional a la zona del Jarama, más conocida como Parque Regional del Sureste, que alberga algunas de las áreas medioambientales más ricas de toda la Comunidad de Madrid. Aunque su conservación siempre se ha tornado difícil debido a su particular enclave, próximo a numerosos núcleos urbanos y con un 84% de fincas privadas en su interior, durante los últimos años sus 31.550 hectáreas se encuentran en una coyuntura inédita.

“No hay que alarmar a la gente, pero diría que estamos rozando una situación grave”, reconoce Raúl Sánchez, concejal de Ecología de Pinto. El municipio, al igual que otros tantos en la región, ha sufrido en los últimos cinco años un repunte en el vertido ilegal de basuras que se ha visto incrementado por albergar el vertedero de RSU de la Mancomunidad de Municipios del Sur.

Negocio | Dentro de su término municipal se encuentra desde 1986 un depósito controlado de 148 hectáreas de extensión en el que se vierten casi 800.000 toneladas de basura procedentes de 71 localidades diferentes. “Los vecinos de Pinto sufrimos sus emanaciones pestilentes sin ni siquiera obtener a cambio alguna ventaja económica”, denuncia Ecologistas en Acción de Pinto.

La llegada de la crisis ha obligado a las empresas a llevar cabo medidas de ahorro que, en este caso, se han tornado en prácticas ilegales. “No es una cuestión de civismo, el problema es que hay un negocio con la gestión de residuos”, aclara Raúl Sánchez. Numerosos camiones con destino al basurero deciden verter de forma ilegal los desechos que portan, incluso a plena luz del día, para evitar pagar los costes del vertedero.

[Img #13205]Estrenada en 2008, la película
de Pixar “Wall-E” mostraba
la Tierra después de que fuese devastada y abandonada
por
el ser humano en un
futuro lejano.  El presente
en Pinto es desalentador, 
53 puntos en Pinto forman
el “pasaje de los horrores” 
de los vertederos ilegales.

 

Difícil solución | Una costumbre que está anegando el entorno medioambiental del municipio. “Estamos perdiendo riqueza, la gente no va a querer venir a Pinto”, consideran desde Ecologistas. El consistorio afirma que “con los medios del Ayuntamiento la problemática es inabordable”, aunque garantiza que “se puede y se toman medidas correctoras y de vigilancia”. Sin embargo, lo cierto es que ni los dos policías locales dedicados al medio rústico ni las multas de 750 a 3.000 € que contempla la ordenanza municipal en estos casos consiguen disuadir a los responsables.

“Lo que necesitamos es la colaboración de las instituciones, principalmente de la Comunidad de Madrid como responsable del parque regional -explica el edil-. A corto plazo es importante que el problema se visualice para fomentar la colaboración ciudadana”. Para Sánchez la ayuda de los vecinos se torna fundamental para la vigilancia del entorno natural de Pinto, por lo que espera que “tomen conciencia” y puedan colaborar denunciando estos actos.

Depósito de aceite de motor a la intemperie en las ruinas de la fábrica Ibersa, camino de San Martín de la Vega.Mapa interactivo | Es precisamente lo que busca la última iniciativa llevada a cabo por Ecologistas en Acción de Pinto. La asociación presentó el 4 de diciembre su mapa interactivo ecologista del municipio en el que, a través de capas de intereses para filtrar la búsqueda, pueden consultarse los vertidos ilegales de la localidad. Al acto acudieron, además del propio Raúl Sánchez, el teniente de alcalde Ángel Suazo y el edil socialista Guillermo Portero.

“Es una herramienta que permite la denuncia, pero también la divulgación”, comentó el grupo durante la presentación. El nuevo mapa refleja 35 lugares de interés del patrimonio histórico de Pinto así como rutas senderistas o en bicicleta y las actividades que la asociación ha llevado a cabo en sus 20 años de historia. “Hemos querido señalar todo, desde lo bien conservado hasta los vestigios más nimios que quedan y que con el paso del tiempo van a desaparecer”.

Sin embargo, el objetivo principal de este proyecto es que los vecinos puedan marcar los lugares donde se ha cometido un “atentado ecológico” en la localidad. Ecologistas ha señalado un total de 53 puntos problemáticos sobre los que se ofrece una pequeña reseña y su situación exacta. Este mapa, que puede consultarse en aulaga.org, permite a los usuarios obtener la ruta hasta el destino indicado e incluso es compatible en terminales móviles con aplicaciones como Google Maps. “Estamos muy agradecidos, es difícil que alguien conozca mejor el terreno que ellos”, señalan desde el Ayuntamiento.

Vertedero ilegal en las inmediaciones del polígono industrial El Cascajal.Pasaje de los horrores | Aunque los principales vertederos ilegales están formados por escombros de obras y restos de automóviles, en el entorno natural de Pinto se pueden encontrar montones de comida podrida, vertidos de conchas y moluscos, huesos triturados y hasta los albaranes de cientos de artículos robados. Uno de los productos estrella es el neumático -Ecologistas estima que hay abandonados más de 1.000 ruedas en todo el término municipal-, que son altamente contaminantes y favorecen la propagación de enfermedades como la leishmaniosis y la presencia de insectos como el mosquito tigre.

Entre los residuos también se encuentran productos químicos, colchones, amianto, cableado y frigoríficos en tal cantidad que han bloqueado caminos históricos como el de Pinto a Getafe. Su cercanía con el tendido eléctrico supone un riesgo adicional de incendio, como el ocurrido en abril de este año en un basurero ilegal de escombros y neumáticos junto a la M-506. Los principales focos de deshechos se encuentran en los aledaños de los polígonos industriales de Pinto, aunque existen otros como el vertedero junto a la M-841 y la A-4 que cuenta con una hectárea de extensión.

Otro de los puntos que más preocupa es el macro-vertedero ilegal situado en las ruinas de la fábrica Ibersa donde se almacenan cientos de toneladas de fibrocemento junto a un depósito de miles de litros de aceite. Todo ello rodeado de tierras de cultivo.

Otras amenazas | Los vertidos descontrolados no son la única denuncia de Ecologistas en acción. La asociación busca frenar la explotación de la mina de Sepiolita que se encuentra en los términos municipales de Parla, Pinto, Torrejón de Velasco y Torrejón de la Calzada, un proyecto que diversos grupos califican como “peligroso para la salud pública”. El Ayuntamiento de Pinto ha anunciado que presentará alegaciones a la concesión aunque Raúl Sánchez reconoce que “si la Comunidad de Madrid quiere, puede hacerlo”.

Del mismo modo, Ecologistas ha puesto el acento en los miles de toneladas de lodo sin tratar que se vierten como abono en los campos de la localidad, una práctica que provoca malos olores en el casco urbano. El grupo asegura que el lodo contiene metales pesados, patógenos y bacterias que por decreto ley deberían ser tratados, pero hace dos años la Comunidad de Madrid cerró las dos únicas plantas de secado con las que contaba la región.

La presencia de cartuchos de caza o el estado de los arroyos Culebro y de los Prados, en los que se pueden hallar gran cantidad de residuos y restos vegetales, completan las amenazas medioambientales de Pinto: “Como no hagamos nada vamos camino a un escenario como el de la película Wall-E”, advierten desde Ecologistas en Acción.

 

Más de 2 metros de restos de poda en Pinto.Retiradas más de 140 toneladas de restos de podas

No sólo las empresas han protagonizado estos “atentados ecológicos”. El Ayuntamiento de Pinto retiró el pasado mes más de 140 toneladas de restos de podas que se habían acumulado durante años en una parcela municipal de la calle Alcotanes. A pesar de que el consistorio ha tenido que invertir 11.488 € para su
eliminación, desde la concejalía de Ecología se ha anunciado que los restos seguirán almacenándose durante al menos 15 días.

En las imágenes, tomadas a principios de diciembre, se aprecian tres montones de restos que superan los dos metros de altura. Ecologistas en Acción recriminó durante la presentación del mapa interactivo la decisión del equipo de gobierno y solicitó que los deshechos de las podas sean llevados directamente a la planta de compostaje de la Mancomunidad de Municipios del Sur que se encuentra en Villanueva de la Cañada.

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress