Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
enviado por Martín Martínez Martínez
18 de julio de 2016
Sr. Director...
HABLANDO DE MALAS ARTES.
Hace muchos años, ahora lo pienso, dentro de mi entorno había dos personajes relativamente populares. Dos personajes que no pensaban igual. Ahora no recuerdo, con claridad, cuáles eran las razones de su rivalidad. No recuerdo eso, pero si recuerdo que uno de ellos, aireaba algunos trapos sucios del otro. Recuerdo su insistencia y la incomodidad que generaba. «Todo ello, no es cosa nuestra!». Recuerdo que algunos lo decían, cuando el personaje mencionado iniciaba su particular guerra sucia.
Un evento casi olvidado!. Lo he recuperado, cuando he sabido lo de la Operación Cataluña: «Un grupo de policías, procediendo incorrectamente, ha estado investigando a políticos independentistas, para airear sus corruptelas y desacreditarlos». «Un ministro muy culpable que no dimite!. Muy culpable por permitir las malas artes, o por ignorarlas. Culpable!. Por malo o por tonto.». (...). Todos queremos que se investigue, pero, a todos. Todos queremos que se haga, pero no con malas artes!.
ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress