Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
enviado por Martín Martínez Martínez
21 de junio de 2018
Sr. Director...
EL AJEDREZ. Muchas escuelas tienen este juego como asignatura. Pues, jugando se trabaja la concentración, y la memoria. Y se practica la planificación y la toma de decisiones. Se podría decir, que es el juego de los guerreros inteligentes. (..). EL PÓQUER. El póquer es el juego de los mentirosos. Pues, hay dos formas de ganar: Con buenas cartas. Y mintiendo.
Los procesistas rechazaron el primero, tal vez, porque es un juego muy español. Optaron por el segundo, tal vez, porque con este juego se puede ganar, incluso con cartas perdedoras. (...). Resumiendo: Los independentistas tenían unas cartas muy malas: Una base social insuficiente. Un empresariado muy crítico. Una Europa que no les daba apoyo. Unas estructuras de estado inseguras o vacilantes. Y un consenso entre los propios, más aparente que real. . A pesar de ello, decidieron ir de farol, para impresionar, dando a entender, que lo tenían todo previsto, que podían triunfar. Decidieron ir de farol: I, DUI!. Pero, el jugador contrario, no se amilanó!.
ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress