Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Esther Santiago
Lunes, 20 de febrero de 2012

Cantando a los bebés nacidos y por nacer...

Guardar en Mis Noticias.

La música estimula las habilidades sociales y comunicativas del bebé, además de su sensibilidad estética y artística, proporcionando momentos de interacción y disfrute en familia.

Una de las primeras cosas que de manera instintiva hacemos cuando tenemos un bebé recién nacido en los brazos es acunarle y cantarle. Nuestra intuición nos dice que con ello el bebé podrá tranquilizarse, sentirse seguro, acompañado y escuchado. Y así es, sobre todo cuando recurrimos a canciones y música que hayamos cantado o al menos escuchado durante el embarazo. En este artículo os vamos a explicar las razones, además de compartiros los beneficios de cantar a los bebés nacidos y por nacer, el Canto Prenatal y Perinatal.


Nos cuentan los científicos que el oído es el sentido “estrella” de la etapa prenatal. Desde el quinto mes de gestación, el oído del bebé prenatal es plenamente funcional y al nacimiento está totalmente desarrollado.


Pensemos además que el útero no es un lugar precisamente silencioso... aunque modulado por las paredes uterinas y el líquido amniótico,

el bebé prenatal es capaz de escuchar todo lo que sucede a su alrededor y dentro del cuerpo de su madre.


Además, en este período, en el que se prepara para adaptarse al medio en el que nacerá, el bebé graba y memoriza la información acústica que recibe, la cual le ayudará a conocer qué está sucediendo en el exterior.


De este modo, y gracias al sonido que escucha, sabrá antes de nacer, por ejemplo, si hay algún hermanito en la familia, reconocerá los sonidos de su hogar, la música que escuchan mamá y papá, estará acostumbrado al sonido del tren al pasar si vive cerca de las vías y no se asustará, sabrá si convive con una mascota que ladre, etc. Conocer de antemano toda esta información es muy útil para el bebé por nacer.


[Img #3030]Pero lo más maravilloso de todo es que conocerá la voz de su madre y de su padre. La voz de la madre tiene un significado especial para él. Es el único sonido del interior de su cuerpo que se modula y adquiere matices especiales al comunicarse con él. Le acompaña gran parte del día y conoce, reconoce y disfruta muchísimo, especialmente cuando le escucha cantar. Al cantar ésta le llega con más fuerza y presencia, sintiendo además el agradable masaje que produce en su piel la vibración de la voz y recibiendo las endorfinas (hormonas del bienestar) que la madre produce cuando canta. Y lo asocia a estar allí, calentito, cómodo, recogido... en su paraíso prenatal. Por ello a veces baila, otras escucha y disfruta, otras se duerme. Lo mismo hará una vez que haya nacido. Las canciones (y la música) que haya escuchado y con las cuales la madre haya disfrutado, le recordarán aquellos meses de fusión con ella y podrán atenuar el estrés del recién nacido, para el que casi todo ahora es de nuevo desconocido, acompañarle en los momentos difíciles como los cólicos de las primeras semanas, ayudarle a relajarse, etc.


El Canto Prenatal es un método muy especial de comunicación con los bebés, de momento poco conocido en España. Invita a la mujer embarazada a tomar poco a poco confianza con su voz y sus cualidades expresivas. Con ello, la futura madre puede aprender todo un repertorio de nanas tradicionales y canciones especialmente diseñadas para esta etapa que le servirán como recurso para la crianza de su bebé. Además, en los encuentros se realizan una serie de ejercicios corporales con los que puede mejorar su percepción sensorial y vocalizaciones para ejercitar el soplo, aumentar la tonicidad corporal e incluso ayudarle en el momento del parto como recurso para concentrarse y controlar el dolor.


A través del canto, la mujer embarazada puede también elaborar y expresar emociones y sentimientos propios de esta etapa (miedos, ilusiones, tensiones, alegrías, esperanzas...). Esta necesidad también se tiene en cuenta en los grupos semanales de mamás y/o familias con  bebés (Canto Perinatal, o lo que nosotros cariñosamente llamamos “Criar y Cantar”), por lo que  suponen además para las madres encuentros de apoyo a la crianza.


Vanessa, una madre  que asistió a los encuentros de Canto Prenatal cuando estaba embarazada de su hija Lucía, nos comparte su vivencia: “Yo llegué a canto prenatal de casualidad. Me lo propusieron en  Darterapia y me dije ¿Por qué no?. Todo el mundo habla de la importancia de poner música  clásica a los bebés en su etapa prenatal para estimularles pero nadie habla de la importancia  de cantarles directamente a ellos. Así que me animé. Empecé a ir estando embarazada de 36  semanas y me pareció preciosa la forma en la que cantábamos a los bebés, en mi caso  todavía dentro de mí. La notaba moverse cuando cantábamos y sabía que le gustaba. Desde  que nació, Lucía tenía cólicos todas las noches y le costaba dormir. Después de hacerle  masajes le cantaba las canciones que Esther nos había enseñado y se dormía enseguida,  sobre todo con "Belem Mama" que era su favorita. Ya son tres meses los que vamos las dos  juntas a cantar y es maravilloso mirar a tú bebé a la cara y ver cómo disfruta con tu voz. Ahora sabemos muchas canciones y cada momento que compartimos se vuelve un poquito más  especial entre nosotras. Creo que es una experiencia que todo el mundo debería compartir con sus bebés”.


En estos encuentros se buscan momentos de comunicación e interacción, esta vez  con los bebés ya nacidos, a través del sonido y la voz, teniendo en cuenta todas las  informaciones de la etapa prenatal (hayan asistido o no a las clases de canto prenatal previamente). Cantando surgen preciosos momentos de intimidad entre la mamá y el bebé,  miradas, caricias, sonrisas... una complicidad que va mucho más allá de las palabras. Las  canciones se aprenden, se graban y memorizan. Formarán parte para siempre del recuerdo de esos momentos tan especiales de comunicación, partiendo del respeto y la escucha de las  necesidades de la madre, del bebé y de la relación que surge entre ambos.


La Voz de la Maternidad

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress