Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 5 de marzo de 2019

Verlas venir | Predicar y dar trigo

Guardar en Mis Noticias.

[Img #21509]

El alcalde de Pinto, Rafael Sánchez (Ganemos), está siendo investigado judicialmente por un delito de revelación de secretos. En este sentido ha sido llamado por el Juzgado de Parla a declarar el 11 de marzo.

Tras su declaración, la instancia judicial decidirá si archiva el caso o si abre juicio oral contra Sánchez. Con respecto a esta segunda posibilidad -y sin prejuzgar la sentencia final- todos los partidos políticos han ido aprobando en los últimos años códigos éticos que exigen la dimisión de sus cargos públicos inmersos en causas judiciales. Algunos partidos incluso se han adelantado a este momento procesal anunciando que sus cargos dimitirían si son imputados (es decir, investigados) judicialmente, que es la situación en la que actualmente se encuentra el alcalde de Pinto.

Sin embargo, Rafael Sánchez ha anunciado que no dimitirá porque cuenta con el aval de su formación para volver a presentarse a la alcaldía de Pinto. Añade Sánchez que su situación de investigado es el “peaje que tenemos que pagar por enfrentarnos a los poderosos como Valoriza”, pero que como su caso “no es una imputación por corrupción”, sino “por defender los derechos de los pinteños” no tiene porqué dimitir, “no le vamos a dar ese gustazo a la UTE”, señala.

Sin embargo, y pese a que lo niegue el alcalde, el hecho es que el Juzgado de Parla sí está investigando un presunto caso de corrupción. Concretamente una supuesta trama de espionaje a la UTE Valoriza-Gestyona para imponer sanciones a la empresa y rescindir el contrato con el Ayuntamiento de Pinto. Y Rafael Sánchez está siendo investigado como presunto miembro de esta supuesta trama delictiva.

Cierto que Sánchez, como tantos y tantos imputados o investigados en causas judiciales, goza de la presunción de inocencia. Y ojalá que su declaración en sede judicial el próximo 11 de marzo agote su actual estado de investigado y lleve a la jueza a archivar la causa contra él y no le abra juicio oral. Pero también es cierto que hoy por hoy su situación es la de investigado por participar en una supuesta trama de revelación de secretos, lo que es una de las formas de corrupción. Y los códigos éticos de los partidos que dicen luchar contra la corrupción dicen lo que dicen cuando algún político es imputado. Aunque sabido es que una cosa es lo que se dice y otra muy distinta lo que se hace | Agustín Alfaya.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Domingo, 10 de marzo de 2019 a las 10:52
Vecina de Pinto
Como decía su compañero de filas de Podernos "de algo tiene que vivir".
Pues eso, que seguro que semejantes elementos no gozan delante cariño en sus empresas de las que vinieron, y se aferran a"chupar del bote" sea como sea

ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress