Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Martes, 29 de enero de 2019

El Pinto que queremos

Guardar en Mis Noticias.

De ser la “Moraleja del sur”, como aseguraba la propaganda municipal de principios de siglo con deliberada exageración, hoy tenemos similares problemas de inseguridad, paro, desindustrialización y precariedad que nuestros vecinos.

En los últimos 40 años Pinto experimentó una profunda transformación en todas sus estructuras, si bien ha sabido conservar su identidad tradicional de pueblo y villa, lo que no han conseguido otros grandes municipios del sur de Madrid. La eclosión de servicios públicos y privados en estos años ha conformado el paso de pueblo y villa al de ciudad bien dotada. Si a esto añadimos que Pinto está excelentemente comunicado por carretera y ferrocarril con la capital y que es la ciudad con más zonas verdes y menor densidad poblacional del sur de Madrid, podemos concluir que es un lugar agradable y hasta ventajoso para vivir.

Pero sería un error regodearse en la complacencia demagógica del estéril patrioterismo localista. Junto a los aspectos positivos, muchos ciudadanos advierten hoy evidentes carencias en Pinto. De ser la “Moraleja del sur”, como aseguraba la propaganda municipal de principios de siglo con deliberada exageración, hoy tenemos similares problemas de inseguridad, paro, desindustrialización y precariedad que nuestros vecinos.

Pinto necesita nuevas y grandes ideas y proyectos para volver a ser la ciudad moderna, pujante y medioambientalmente sostenible que se proyectó y que todos deseamos. Necesita enterrar la vía férrea, desarrollar Punctum Millenium, reactivar la industria, potenciar el comercio, atraer inversiones, crear nuevos equipamientos sociales y culturales... 

Pinto necesita equipos de gobierno que sepan buscar y gestionar inversiones para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos, estableciendo condiciones para crear riqueza y con ella avances sociales, medioambientales y culturales. Pero lo cierto es que nuestra administración local ha perdido la batalla por incorporar al municipio a la producción de bienes y servicios con mayor valor añadido, la de los sectores informáticos, de comunicaciones, farmacéuticos y financieros.

Por otro lado, si atendemos a lo que han hecho nuestros gobiernos con los sucesivos superávits municipales de los últimos años, concluiremos con enorme desazón que no han revertido esta bonanza de las cuentas públicas a los ciudadanos.

En todo caso, como decíamos al principio, Pinto es una ciudad agradable para vivir, con buenos servicios públicos y muchas zonas verdes, que ha sabido crecer ordenada y moderadamente como ninguna otra de su entorno. Sólo pedimos que nuestros representantes políticos tengan grandeza de miras para seguir creando un Pinto tranquilo, medioambientalmente sostenible y próspero.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress