Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Fernando Ferro
Jueves, 24 de enero de 2019
Análisis de las necesidades del municipio

Pinto, ciudad

Guardar en Mis Noticias.

Pinto cuenta con más de 51.000 habitantes, de los que una parte nimia se dedica a la agricultura y prácticamente ninguna a la ganadería. Sin embargo, es importante la actividad industrial que se consolidó a lo largo de los últimos cincuenta años, pero que actualmente se haya en franca regresión.

Vista aérea del barrio de La Tenería.Se suele entender por ciudad la compleja estructura que conforma una agrupación humana de alta densidad dedicada principalmente a la actividad industrial y terciaria-comercial, que comparte un territorio, cuenta con servicios urbanos y dispone de un elevado grado de autonomía en lo relativo a su organización política y la disposición de sus recursos.

El aspecto central de la ciudad es su población. La Conferencia Europea de Estadística de Praga de 1966 propuso que el término ciudad se extendiera a toda aglomeración humana de más de 10.000 habitantes o entidades menores,  en caso de que menos del 25% de su población se dedicara a la agricultura.

Pinto cuenta con más de 51.000 habitantes. De ellos, una parte nimia se dedica a la agricultura y prácticamente ninguna a la ganadería, situación que supone un desperdicio de recursos naturales y económicos. Sin embargo, es importante la actividad industrial que se consolidó a lo largo de los últimos cincuenta años, pero que actualmente se haya en franca regresión. Por el contrario hay una tendencia inequívoca a la ampliación del sector logístico con muy baja ocupación laboral y de servicios hoteleros, de restauración y ocio que han irrumpido explosivamente a lo largo del último decenio.

Equipamientos | Con respecto a los servicios ofrecidos por la administración local y los equipamientos públicos de los que está dotado el municipio, se puede afirmar que básicamente cumple lo establecido en la Ley 7/1985 Reguladora de las Bases de Régimen Local, aunque con matices.

Vista aérea del barrio de Parque Europa.Esta ley dispone que los municipios con más de 20.000 habitantes deben disponer de Servicio de Prevención y Extinción de Incendios, lo que en el caso de Pinto se presta desde el Parque de Bomberos de Parla, situación prevista en la propia ley, que contempla la posibilidad de mancomunar servicios o ceder la gestión a terceros. Cosa distinta es que la solución sea adecuada, puesto que el de Parla es uno de los parques con mayor número de salidas de la Comunidad de Madrid, cubre un área geográfica muy amplia y está muy exigido. Por lo tanto la respuesta no es tan inmediata como se debe esperar de un servicio de tales características, dada la importante actividad industrial y de servicios que tiene Pinto.

Obviamente, de la prevención ni hablar, por lo tanto es una necesidad perentoria la creación de un Parque de Bomberos en Pinto, que integre los Servicios de Protección Civil y Policía Local para dotarlos de una vez por todas de las dignas y eficaces instalaciones que nunca han tenido.

En el caso de la red de alcantarillado y depuración de aguas residuales, que se exige a todo municipio con más de 5.000 habitantes, se puede considerar adecuado en los nuevos desarrollos de sectores para uso residencial e industrial ejecutados a partir del PGOU de 2002. Pero en ningún caso se puede decir lo mismo de la red existente en el casco histórico.

Habitualmente las secciones de los conductos son escasas, los materiales inadecuados y la profundidad de los tubos muy somera, obligando a bombear las aguas residuales en la mayoría de los edificios con garajes bajo rasante y desbordándose frecuentemente cuando se producen lluvias en forma de tormenta por la escasa capacidad de evacuación de la red, causando periódicamente importantes daños perfectamente evitables.

Si esta tarea tan necesaria nunca se abordó por ninguna corporación, se debe probablemente a la previsible impopularidad de unas obras que ocasionarán molestias e incomodidades a la población, principalmente a comerciantes y residentes, aunque con indudables beneficios a largo plazo.

Vista aérea de la actuación urbanística tras desmantelar la antigua fábrica de chocolate a principios de este siglo.Instalaciones y zonas verdes | En lo que tiene que ver con las instalaciones deportivas, culturales, sociales y zonas verdes, los datos cuantitativos son muy positivos, pero no se puede decir lo mismo de su distribución, ya que hay un claro déficit en la zona norte (Tenerías) producido por el injustificable cambio de uso de la parcela EQ-3, que pasó de equipamiento a uso residencial para cederle la gestión a una empresa privada, que ha generado un agujero negro difícilmente compensable.

Esta lamentable situación con toda seguridad se mejoraría creando un edificio multiuso que integrara los usos deportivos (piscina, pabellón cubierto, gimnasios, etc.) con usos culturales (sala de exposiciones, conferencias, biblioteca, ludoteca y salas de estudio) y sociales (centro de día de mayores y talleres ocupacionales).

Este modelo de equipamiento está suficientemente probado y con resultados excelentes en ciudades con políticas progresistas y se podría extender al antiguo Centro Municipal de Cultura incorporando ofertas educativas con orientación ocupacional.

El déficit histórico en equipamiento sanitario -que nunca ha sido atendido debidamente por la Comunidad de Madrid- de localizar en el municipio  un Centro de Especialidades Médicas, escalón intermedio entre la asistencia primaria y la hospitalaria,  garantizaría una considerable mejora en las políticas preventivas y asistenciales de salud.

Suelo público | Por último, pero no menos importante, sería activar una política de captación de patrimonio municipal de suelo para disponer de soporte físico con destino a nuevas necesidades, asunto del que se han desentendido las últimas corporaciones municipales.

Al mismo tiempo habría que incrementar la oferta del parque de viviendas municipales para mitigar la perentoria necesidad de alojamiento de grandes grupos sociales desprotegidos, como mayores en pisos tutelados, jóvenes en pisos lanzadera compartidos, familias monomarentales constituidas por madres solteras con hijos a su cargo, inmigrantes con trabajos precarios, etc.

Vista aérea del polígono Cascajal de Pinto.También habría que generar suelo urbano para uso residencial que permitiría un crecimiento moderado. Así se  posibilitaría  que en un momento próximo nos acercáramos a la masa crítica de población para  disponer de otros servicios importantes como Campus Universitario, Juzgados de Primera Instancia e Instrucción, Comisaría de Policía … (la presencia de la Guardia Civil con disciplina militar  es un anacronismo en el contexto europeo que  algún gobierno del Estado tendrá que afrontar).

Presupuestos | Para lograr buena parte de estos objetivos, se tendría que promover un cambio drástico en la política presupuestaria, ya que está sobradamente demostrado que la fórmula eficaz para concretar una acción municipal solidaria y de progreso es la de 30/30/30 (gastos de personal/gastos corrientes/ inversión).

El 30% que se debería destinar a inversión para resolver las acuciantes necesidades de la población más desfavorecida se viene reduciendo a la mitad desde hace un decenio, con el falaz argumento de que  es un objetivo prioritario reducir la deuda de la administración, cuando nuestra deuda está cargada con intereses mínimos.

Lo que es un objetivo indudablemente prioritario es mejorar las condiciones de vida de la población.

Asimismo, sería muy interesante reflexionar sobre la repercusión en la felicidad de los vecinos de los hipotéticos 3.000 € por habitante y año que gasta la Comunidad de Madrid y los 4.300 € por habitante y año que gasta el Gobierno del Estado, frente a los 1.000 € del Ayuntamiento, pero este asunto requiere otro artículo en otro momento.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Domingo, 27 de enero de 2019 a las 01:56
Anónimo
L. O. 2/1986 de FFCCSS, Capítulo II, De las funciones, Art. 11, 2) Las funciones señaladas en el párrafo anterior serán ejercidas con arreglo a la siguiente distribución territorial de competencias:

a) Corresponde al Cuerpo Nacional de Policía ejercitar dichas funciones en las capitales de provincia y en los términos municipales y núcleos urbanos que el Gobierno determine.
b) La Guardia Civil las ejercerá en el resto del territorio nacional y su mar territorial.

Por lo arriba reseñado no se entiende que sea necesario disponer de una Comisaría de Policía para realizar las mismas actuaciones que lleva a cabo la Guardia Civil, además de que su naturaleza militar al ciudadano le es indiferente si este Cuerpo Policial presta el mismo servicio que pueda dar la Policia Nacional y viceversa.
Podemos ver ejemplos en ciudades de Madrid con más población que Pinto, que cuentan con presencia de Guardia Civil como son Las Rozas (95.500), Majadahonda (71.700), Rivas-Vaciamadrid (85.800) o Valdemoro (74.700).

ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress