PINTO
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Fabiola Villamor Moreno
Viernes, 4 de enero de 2019
PEDRO MERINO, SACERDOTE DE LA PARROQUIA SAN FRANCISCO JAVIER DE PINTO

“El verdadero encanto del belén es que la parroquia se abre más a la gente”

Guardar en Mis Noticias.

La Parroquia San Francisco Javier de Pinto consigue el segundo premio en la categoría especial del LXXVI Concurso de Nacimientos organizado por la Asociación de Belenistas de Madrid.

[Img #20986]

Pedro Manuel Merino, sacerdote de la parroquia de San Francisco Javier de Pinto, forma parte del grupo de belenismo Pauper Assiensis que, desde 2013, ve recompensado su esfuerzo por el montaje de su monumental nacimiento de la iglesia de la Tenería: primer premio en la categoría especial de la Asociación de Belenistas de Madrid en 2017, 2016 y 2015, segundo premio en 2014 y medalla de oro en la categoría general en 2013;  premio San Francisco de Asís de la Diócesis de Getafe como mejor belén de toda la diócesis en 2015 y primer premio en el XII Concurso Diocesano de Belenes organizado por la Diócesis de Getafe en 2017. 

[Img #20989]Este año la parroquia ha conseguido el segundo premio de la categoría especial del Concurso de Nacimientos de la Asociación de Belenistas de Madrid, que ha celebrado su septuagésimo sexta edición. Sin embargo, Pedro no hace hincapié en el éxito del belén. “Los concursos son un medio para fomentar y promocionar el belenismo”, señala. El grupo Pauper Assiensis se alimenta primordialmente de la ilusión de la gente y quiere dejar paso a otros grupos en las competiciones.

El belén | El nacimiento cuenta con una superficie de más de 60 m2 y más de 300 figuras de artesanos belenistas como Luis Mayo, Nicolás Almansa o Monstserrat Rives que cambian, desechan o recolocan cada año. Pedro resta importancia a los números bromeando: “¿Cuántas figuras tiene? ¿Cuántos kilos de corcho? (…) Parece que se hace el belén por el peso”.

El belén, que puede ser visto desde cuatro ángulos, cuenta con multitud de accidentes geográficos en los que se insertan diferentes edificios y espacios que interpretan hasta once misterios de la tradición bíblica.  Para Pedro, uno de los mayores encantos del belén de este año es que se puede ver desde fuera de la parroquia al abrir la puerta principal, llegando a sentir que “estás en el belén”. 

Pauper Assiensis | El grupo belenista Pauper Assiensism se formó en 2007, mismo año en que realizó su primer belén parroquial en la Ermita del Prado.  En 2018 se ha encargado de realizar los belenes de la ermita de San José Obrero y Jesús Nazareno (el Prado), Centro Comercial Gran Plaza 2 (Majadahonda) y el ya mencionado de la parroquia San Francisco Javier de Pinto.

Este año el equipo ha tenido problemas a la hora de armar el belén. El montaje ha contado sólo con la ayuda de ocho personas voluntarias debido a las dificultades familiares de sus miembros.  Además, pese al alto coste de realizar un belén de estas dimensiones, el grupo belenista no cobra nada. “El belén de la parroquia de San Francisco Javier lo están manteniendo los pinteños con sus aportaciones en los cestillos de la iglesia”, dice Pedro, explicando que el belén conlleva más pérdidas que ganancias para la parroquia.

Sin embargo, se sienten orgullosos de haber conseguido su objetivo: crear un espacio de encuentro para la gente. Si bien Pedro reconoce un sentido religioso en el montaje del nacimiento, no cree que el objetivo de un belén sea difundir propiamente la fe. “El arte no tiene en sí mismo ninguna finalidad excepto la misma contemplación estética de la belleza”.

De cara al próximo belén, el deseo del grupo sería añadir la historia de Babilonia, pero reconocen las dificultades de tal proyecto ante la falta de tiempo, figuras y voluntarios.

Navidad | Para el sacerdote de la iglesia de la Tenería, la mayoría de la gente ha olvidado el significado de la Navidad. “La Navidad no es sólo para los creyentes”, recuerda, “pero antes era un momento para cantar villancicos, juntarse las familias y abrir las casas”. Por ello Pedro valora más el auténtico éxito de su belén: “¿Cuál es el encanto de este belén? Que la parroquia se abre, la gente la visita”. 
 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Viernes, 4 de enero de 2019 a las 18:36
María Isabel Palos Fernández
Solo para decir que no es Perdo

ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress