PINTO
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Esther A. Muñoz
Jueves, 3 de enero de 2019
Un reconocimiento en el que también piden la inclusión “por derecho propio” de sus dos mujeres Baby y Aurora

Piden que se reconozca a los profesores Augusto Klappenbach y José Luis Gutiérrez como “hijos adoptivos” de Pinto

Guardar en Mis Noticias.

"Porque ambos han desarrollado una larga trayectoria vital decididamente honesta en lo personal, muy eficaz y comprometida en lo profesional y radicalmente generosa en lo social", ha expuesto en un escrito dirigido al Ayuntamiento el artista y empleado público del área de urbanismo , Fernando Ferro Payero.

El artista y empleado público del área de urbanismo del Ayuntamiento de Pinto, Fernando Ferro Payero, ha solicitado al Consistorio que distinga a los pinteños Augusto Klappenbach y José Luis Gutiérrez como “hijos adoptivos del municipio”. "Porque ambos han desarrollado una larga trayectoria vital decididamente honesta en lo personal, muy eficaz y comprometida en lo profesional y radicalmente generosa en lo social", expone Ferro en un documento presentado al alcalde, "además conociendo su contrastada modestia, nadie puede pensar que ningún reconocimiento público a su trayectoria pueda hacerlos peores o vanidosos".

“Si el Ayuntamiento de Pinto les distinguiera como hijos adoptivos del municipio y diera su nombre a un paseo con un frondoso arbolado, a un parque, a un lago con cascada o a una  melancólica colina, no haría otra cosa que distinguirse por reconocer los incuestionables méritos de sus ciudadanos buenos y generosos”, apunta en un escrito el grabador e ilustrador de Vallecas. Un reconocimiento a la cultura, el conocimiento y la generosidad en el que Ferro también pide la inclusión “por derecho propio” de sus dos mujeres Baby y Aurora “que han superado los límites pensables de generosidad e inteligencia en cualquier ser humano”, “ordenando sus vidas” (Baby) y “colaborando infatigablemente en todos sus bondadosos desvaríos” (Aurora).

[Img #20979]Augusto | Augusto nació en Buenos Aires en 1938, donde se formó como filósofo y profesor llegando a ser rector de la Universidad Nacional Río Cuarto. Exiliado en España tras el golpe de estado promovido por los militares argentinos en 1976, rehízo su vida profesional como profesor de la Universidad Nacional de Educación a Distancia y más tarde como Catedrático de Instituto en la localidad manchega de Mota del Cuervo. Posteriormente se trasladó al Instituto Vicente Aleixandre de Pinto, donde desarrolló una solvente trayectoria, ampliamente reconocida por toda la comunidad escolar, alumnado, madres, padres y profesorado. En paralelo a su labor didáctica, cuajó una dilatada actividad como ensayista y escritor, con colaboraciones asiduas en medios de prensa como los diarios El País y Público, junto a revistas especializadas como ‘Claves de Razón Práctica’, a lo que habría que sumar la publicación de sus libros “Memoria de la filosofía” y  “¿Se puede seguir hablando de ética?”, así como de notables manifiestos como ‘Los derechos de los operados’, ‘Los derechos de los jubilados’  y ‘Los derechos de los basureadores’, entre otros. Además, en estos últimos años ha sido activista en la lucha contra los desahucios y la conquista de una sanidad universal.

[Img #20980]José Luis | José Luis Gutiérrez nació en Madrid, es licenciado y Doctor por la Facultad de Bellas Artes de la UCAM, de la que acabó siendo profesor de escultura y Director del grupo de investigación “Arte al servicio de la sociedad”. Coordinador de múltiples exposiciones que relacionaban arte, pobreza y discapacidad, ha publicado cinco libros que recogen sus experiencias como coordinador a lo largo de más de quince años de los trabajos de solidaridad desempeñados por sus alumnos y otros voluntarios en los orfanatos de India, Nepal Y Ecuador, entre los que se incluyen otros orientados a desvelar sus inquietudes artísticas, y que son:  “De Sol y de Luna”,” La balsa de Quingue”,” Por amor al arte”,” Lugares de abandono” y “La bicicleta voladora”. También ha participado en la redacción de numerosos artículos técnicos para obras de carácter colectivo.

Su vinculación con Pinto ha hecho que el propio Ayuntamiento se comprometiera a lo largo de algunos años con los proyectos de solidaridad activa que coordina -“tal vez sea el momento de renovar esa positiva colaboración con los más desfavorecidos de los desfavorecidos”, apunta Fero-. En paralelo a la abrumadora actividad docente y solidaria realizada por José Luis, él nunca ha abandonado su condición de escultor, con una carrera que se inició de modo convencional por galerías y salas de exposiciones y que ahora continúa, a pesar de las limitaciones físicas que el impone la esclerosis múltiple, en su taller mental y ejecutados sus proyectos por las pequeñas manos de los huérfanos y alumnos que participan en sus campañas de arte para todos.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress