Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Agustín Alfaya
Jueves, 29 de noviembre de 2018
“Tú has nacido para esto”

La extraordinaria y maravillosa historia del pianista pinteño Borja R. Niso

Guardar en Mis Noticias.

Borja era un perfecto ignorante del piano y de la música. Todo cambió el 16 de abril de 2016 tras una experiencia personal, única e intransferible "que ha cambiado mi vida por completo".

Borja durante un concierto en Valdemoro.El pianista Borja Rodríguez Niso a sus 37 años está llenando las salas en su gira de conciertos por España. Pero hace sólo 30 meses, con 35 años, Borja era un perfecto ignorante del piano y de la música. Todo cambió el 16 de abril de 2016 tras una experiencia personal, única e intransferible “que no puedo ni sé explicar, pero que ha cambiado mi vida por completo”, cuenta.

Ese día asistía por primera vez a un concierto de música clásica. Cuando el pianista italiano Ludovico Einaudi comenzó a teclear las primeras notas de su tema ‘Nuvole Bianche’ en el Teatro Real de Madrid, algo así como un rayo de emoción incontenible penetró en lo más íntimo de Borja transformándolo para siempre. “Sentí unas incontrolables ganas de llorar que no cesaron durante todo el concierto, incluso durante varios días”, revela.

“¿Qué te ocurre? Me preguntó mi mujer al verme llorar. No lo sé, estoy emocionado, respondí. Y al acabar el concierto le dije: Yo quiero dedicarme a esto”.

Y desde ese momento, Borja que en sus 35 años no había manifestado ninguna inquietud por la música, ni tenía conocimiento alguno de solfeo, dirige todos sus esfuerzos a aprender a tocar el piano. “Ese suceso fue una llamada interior hacia algo para mí desconocido por completo, una conexión mágica con la música”, comenta.

[Img #20739]“Al día siguiente desempolvé un piano digital, que mi hijo nunca usó, y me senté a tocar e improvisar. Durante las primeras semanas centré mis esfuerzos en sacar el tema ‘Nuvole Bianche’ de oído gracias a los tutoriales en YouTube. A las dos semanas me di cuenta de que no sólo había conseguido sacar de oído y tocar el tema con cierta dignidad, sino que también había compuesto de manera improvisada mi primera composición, ‘la Tormenta Perfecta”.

“Después de las primeras dos semanas de inicios con el piano, fue mi mujer, Lidia Padilla, quien tras escuchar mi primera interpretación me dijo: ‘Tú has nacido para esto”. Lidia me ha apoyado siempre en todas mis decisiones, a ella le debo prácticamente lo que hoy soy, no solo como pianista, sino como persona”.

Origen | El inicio de la historia de Borja fue un suceso casual. En las navidades de 2015 mientras leía el periódico en el salón de su casa, la melodía del anuncio ‘Justino y la fábrica de maniquíes’ de la lotería nacional “me dejó absorto por su extrema belleza y sensibilidad”, explica. “Tras buscarlo en Google, descubrí que pertenecía a la pieza ‘Nuvole Bianche’ de un tal Ludovico Einaudi, a quien yo no conocía en absoluto”.

“En la web de Einaudi vi que daba un concierto en el Teatro Real de Madrid el 16 de abril de 2016 y decidí invertir 240 € en la compra de tres entradas para mi familia. Las guardé y esperé meses hasta el concierto. Nunca me habría imaginado lo que sucedería y el cambio que daría mi vida tras ese día…”.

Antes de la música | Hasta el 16 de abril de 2016, la vida de Borja discurrió ajena al mundo musical.

Nació en Leganés en 1980, estudió ingeniería informática en la Universidad Politécnica de Madrid, finalizando sus estudios en 2003. Emprendedor nato, ya a los 16 años montó su primer negocio, un pub, con su hermano. Luego creó distintas empresas vinculadas a las nuevas tecnologías y al turismo. “Estaba contento y feliz con mi actividad de empresario y las cosas me iban razonablemente bien, pero lo dejé todo por la música”.

Entre sus aficiones, destaca el paracaidismo. Borja se ha tirado en paracaídas más de 300 veces.

Pinteño | En junio de 2016, con su mujer y su hijo, deciden mejorar su vivienda y su ambiente y escogen Pinto para fijar nueva residencia. Aquí compran un piso en la urbanización Aquarium de la promotora Pincasa, en La Tenería 2.

Borja R. Niso.El Borja pinteño no es el empresario, sino el pianista, puesto que su desarrollo musical se hará desde su nueva residencia en Pinto. De hecho, el mismo año que llega a Pinto, 2016, se inscribe en la Escuela de Música Municipal.

“Agradezco de todo corazón las enseñanzas que he recibido de mis dos profesoras, Yolanda Gallego y Belén López, en la Escuela de Música de Pinto”, señala Borja.

El viaje | Desde el suceso extraordinario que vivió Borja en el Teatro Real, su vida ha tomado una sola dirección: ser compositor e intérprete de piano partiendo de la nada más absoluta.

Hoy, 30 meses después, el pinteño ha compuesto un ramillete de partituras originales y ha dado una treintena de conciertos con temas de Ludovico Einaudi, a quien rinde tributo en estas interpretaciones en salas cada vez más llenas de un público que le aclama.

El nombre que da título a la gira de Borja es ‘Orígenes Tour’ en honor de Einaudi, el más célebre representante de la música minimalista y ‘new age'. El compositor turinés es autor de algunas de las bandas sonoras más populares de los últimos tiempos, como las de las películas ‘Intocable’ o la  serie de televisión ‘Doctor Zhivago’.

Lo meteórico de su carrera pianística sólo es entendible desde la certeza de unas dotes naturales para el instrumento. Además de un evidente talento musical -que él prefiere “dejarlo en facilidad de aprendizaje”-, han sido decisivos en la impresionante evolución de Rodríguez Niso el trabajo, el sacrificio, la ilusión y la constancia.

Como él mismo explica, “desde que empecé a tocar no pasa un solo día en el que no dedique entre 2 y 4 horas a desarrollar mi técnica frente al piano, llegando incluso a 8 horas o más. Todos los días del año, los 365 días, durante los últimos dos años y medio he estado practicando, estudiando e investigando. Todo sin descanso, pero siempre disfrutando al máximo del descubrimiento de un instrumento que me estaba fascinando a cada momento, engulléndome en una magia indescriptible”.

Borja no oculta que “aún no sé leer partituras” y que hasta ahora “toco de oído y memoria”. Pero también es cierto que la música “me permite transmitir lo que siento, mis emociones, mis pensamientos, gracias a un lenguaje universal, mágico e infinito”.

Los puristas le critican, pero lo cierto es que “Pavarotti o Pablo de Lucía, por poner sólo dos ejemplos señeros, carecían de cultura de solfeo y no sabían leer partituras, algo que se criticaban a sí mismos”, cuenta Borja. Decía Pablo de Lucía que si de algo se arrepentía era de no haber estudiado más música. A mí me pasa lo mismo”.

Concertista | “¿Quién me iba a decir que iba a terminar dando conciertos por toda España en homenaje a un compositor al que antes del 16 de abril de 2016, ni siquiera conocía?”, se pregunta Borja. Pero, su sueño se ha cumplido.

“Yo me he demostrado a mí mismo y a todo aquel que viene a mis conciertos que todo es posible si tenemos la determinación y el coraje de perseguirlo y en mi caso es tal la conexión que he sentido por la música, es tal la pasión y el amor que siento, que supera con creces mis limitaciones de edad o de cualquier otro tipo y me ha logrado abrir las puertas que para muchos serían un imposible, una quimera. Solo quiero eso, solo pido eso, poder tocar y transmitir mi pasión a los demás”.

Cuando llevaba poco más de un año de aprendizaje, Rodríguez Niso decide dar un nuevo salto cualitativo y ofrecer conciertos con público en directo, pero se encontró con un muro. “Me decían que era una locura, que no estaba preparado, que solo llevaba un año estudiando piano y que cómo iba a dar conciertos, que esperara más tiempo, que me dedicara a estudiar. La única persona que me apoyó, una vez más, fue mi mujer Lidia”.

“Pero arrojar la toalla no va conmigo y mandé mails a todos los sitios posibles e  imposibles, a todos los responsables de salas de conciertos de España, a todos los programadores culturales de ayuntamientos, comunidades autónomas, teatros y festivales. Me puse en contacto con todo tipo de representantes de diferentes estilos musicales. De todos ellos, el 99,9% nunca respondió y al 0,1% que respondió no les interesaba mi propuesta”.

“Así que decidí recurrir a Polimúsica (proveedor al que compré el piano) y di en su sala de Madrid un concierto gratuito el 30 de septiembre de 2017 para unas 80 personas, que repetí. La experiencia fue increíble, me dijeron que mi música les conmovía y llegaba a sus corazones. Estos conciertos me  sirvieron para grabar mis primeros vídeos y a su vez me promocionaron un poco mejor. Luego las cosas se aceleraron y no he parado hasta hoy”.

El concierto de Borja en homenaje a Einaudi dura casi dos horas de continuo, con una breve parada a la mitad. El piano no para de sonar en ningún momento, todos los temas están enlazados, el final de un tema enlaza con el principio del siguiente. “Para ello he ido componiendo preludios e improvisaciones que me ayudan a modular entre las diferentes composiciones y a suavizar el cambio de tonalidades y de expresión, de modo que el viaje completo al que sumerjo al público sea continuo”.

[Img #20740]Para el futuro próximo, el pianista pinteño prepara un recorrido por el género minimalista “tan querido por algunos, como denostado por otros”, matiza, “me gustaría crear un homenaje en torno a este género de armonías muy sencillas, y además darle una vinculación con conocidas bandas sonoras del cine, como Amelie, La vida es bella, El piano, La la land, Intocable, The Hours,…”

Compositor | “Lo que más me gusta, además de tocar el piano, es componer, contar mi propia historia en un pentagrama a través de un idioma universal y único. Para mí la música es arte puesto a disposición de los sentidos a través de un canal de expresión como es el piano”.

He agrupado los primeros 14 temas que compuse en mi primer álbum, al que he titulado ‘Orígenes’. Ahora estoy preparando mi segundo proyecto, ‘Horizontes’.

Un camino | El camino que ha emprendido Borja es un testimonio de superación, de constancia y de creer que los sueños se pueden hacer realidad a cualquier edad.

Este singular pianista sólo acaba de escribir las primeras páginas de lo que es su nueva vida. En sus propias palabras, “tengo claro que podré fracasar por el camino, pero también que mi optimismo inconformista no me dejará tirar la toalla”.

Por otro lado, el éxito creciente de sus conciertos no ha endiosado a Borja en nada, quien sigue transmitiendo sencillez y humildad, dos facetas de su personalidad que son percibidas inmediatamente por sus interlocutores y por el público en general.

También es destacable su faceta solidaria. Así junto a su amigo Carlos Córdoba han creado varios proyectos de este tipo. En este sentido, el próximo 28 de diciembre dará un concierto solidario en Valdemoro a beneficio de un nuevo comedor social en Vallecas (el que crearon hace tres años, en el que han dado de comer a miles de familias, se ha quedado pequeño). También en lo que va de año ha ofrecido varios conciertos sin cobrar nada “para ayudar a quienes ahora más lo necesitan”. 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Jueves, 29 de noviembre de 2018 a las 13:01
martin
historia sorprendente y emocionante

ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress