Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Fernando Ferro
Miércoles, 28 de noviembre de 2018
CRÍTICA LITERARIA

En brazos de Francesca y otras transgresiones o "aquí te pillo y aquí te mato"

Guardar en Mis Noticias.

El artista Fernando Ferro Payero escribe sobre el último libro del periodista y escritor Isabelo Herreros, 'En brazos de Francesca y otras transgresiones', un título erórico y transgresor.

[Img #20734]

Los nueve relatos eróticos que compendia el libro “En brazos de Francesca y otras transgresiones” del periodista y ensayista toledano Isabelo Herreros recientemente publicado por la Editorial Alfasur, nos adentran en el oscuro e inquietante mundo de las relaciones sexuales. Campo de batalla de lo social en el territorio más íntimo.

El escritor ha escogido las voces de diferentes narradores, donde ambos géneros se hayan representados con roles muy previsibles, hombres deseantes y mujeres emancipadas que juegan al recurrente juego del cazador y la presa, con papeles que se intercambian con la misma facilidad con la que sucede en la vida real. Encuentros sin grandes riesgos y con moderadas satisfacciones. Se narran experiencias ,más sexuales que eróticas, guiadas por el funcional “aquí te pillo y aquí te mato” o “ la ocasión hace al ladrón” en escenarios sociales, geográficos y temporales fácilmente reconocibles. Mayoritariamente, las historias se desarrollan en las calles en torno al barrio de Huertas y en los locales frecuentados por músicos y poetas, en el Madrid de los años 80-90 y por personajes vinculados a los movimientos contestatarios de la época. Aunque también se producen fructíferos combates cuerpo a cuerpo y contra nadie en velatorios y en capillas gallegas situadas a media ladera entre la mar océana y las viñas, en este último caso justo la tarde antes de la boda de la protagonista y, por supuesto, no con su inminente marido.

[Img #20733]En uno de los relatos se recurre al género epistolar, para que la mujer que acaba de morir le explique a su mediocre viudo que las cosas en su vida sexual y afectiva no habían sido como él imaginaba, ni mucho menos, que traiciones socialmente consentidas habían sido respondidas con otras similares, aunque mal vistas en este caso por ser la protagonista mujer y que aún le faltaba por vivir lo peor,  cuestión inimaginable para el casposo machista. Humor negro en dosis masiva y “ donde las dan, las toman”.

Las narraciones fluyen con facilidad y sin largos prolegómenos, la imagen central de cada una descrita en tono de porno blando entre personas adultas y ambas consentidoras del encuentro dejan un punto de añoranza y afecto que probablemente se verá completada en el siguiente episodio. En casi todas se recuerda el permanente desasosiego del ser humano, que sólo quiere lo que no tiene o lo que ha perdido definitivamente.

A lo largo del texto se pretende recuperar el tono liberador que alcanzó  la sexualidad femenina en los años 80, que sorprendiendo a propios y extraños, arrasó con los castradores cuarenta años de nacional catolicismo franquista. Al mismo tiempo, se hace un guiño a las conquistas logradas a lo largo de la II República para recuperar el valor positivo del cuerpo como fuente de gozo hedonista, junto a la extensión de la higiene y el tratamiento y control de las enfermedades mal llamadas venéreas. Las ETS de ahora.

Lo que no se encuentra en el libro son las nuevas vías abiertas al goce erótico por parte de las solventes mujeres actuales, que rechazando de modo palmario el patriarcado machista, descartan la penetración como el eje central de las relaciones sexuales intergeneros y buscan en el lesbianismo, el poliamor u en otras formas de relación las claves para una vida ciertamente placentera.

Las vivaces  ilustraciones de Kiko Feria agrandan las escenas y ayudan a comprender aspectos concretos de la técnica amatoria a los lectores más despistados. Un libro fácil de leer, en el que las señoras y los señores mayores se van a encontrar a sus anchas, viejos verdes incluidos, y que los jóvenes pueden hojear para conocer cómo se iniciaron sus progenitores en las recurrentes y , a pesar de ello, siempre renovadas  artes del amor.

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress