PINTO
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Esther A. Muñoz
Martes, 6 de noviembre de 2018
EL PEQUEÑO SUFRE PCI, UNA LESIÓN DEL CEREBRO QUE AFECTA A LA POSTURA Y AL MOVIMIENTO

Sin agua, sin luz y con un menor con un 75% de discapacidad

Guardar en Mis Noticias.

Una madre a cargo de un menor con PCI lleva viviendo tres años en una vivienda social de La Caixa que la sucursal no ha adaptado para tener suministros. M.J., la madre, denuncia que el Ayuntamiento, conocedor de su situación, lleva tres años sin concederle una vivienda social.

[Img #20617]

M.J. vive -más bien, malvive- con su hijo, A., menor de edad y con una incapacidad permanente del 75%, en el número uno del edificio de la Calle San Sebastián de Pinto sin los suministros más básicos. Hace años, la policía tuvo que intervenir el edificio, propiedad de La Caixa, al estar invadido por okupas, entre ellos M.J.

Después de aquello, M.J. consiguió que el banco le hiciera un contrato de alquiler por el que empezó pagando 150 euros y que a lo largo del tiempo ha subido hasta los 350, aunque reconoce que lleva más de dos años sin abonarlo. Ella es la única residente en un edifico de puertas tapiadas.

Pese a conseguir el alquiler, M.J. y A. han tenido que vivir sin luz ni agua corriente, en una vivienda inhabitable y ruinosa, durante todo este tiempo. El banco no habilitó ninguna de las dos instalaciones en el edificio. Una circunstancia inviable para cualquier familia, pero especialmente dura para un niño como A.

A. sufre PCI (Parálisis Cerebral Infantil) una lesión del cerebro que afecta a la postura y al movimiento. Tiene una incapacidad permanente del 75% y se desplaza en silla de ruedas. “He tenido que pagar a gente para que venga a engancharme la luz”, admite M.J., “¿Qué otra cosa podía hacer?”.

Necesito una vivienda | Hace tres años que M.J. solicitó una vivienda social al Ayuntamiento de Pinto. “Me he reunido con el alcalde, Rafael Sánchez, con la concejala de Servicios Sociales, Tania Espada y periódicamente con las trabajadoras de Servicios Sociales del Ayuntamiento, necesito una solución”, cuenta M.J, “pero hasta ahora lo único que me han dicho es que continúan hablando con el banco por email”.

M.J. está desempleada, recibe unos 500 euros de REMI y una ayuda de 350 euros por A. No puede buscar trabajo, su pareja falleció y ella debe hacerse cargo de llevar a su hijo a las tres terapias distintas que tiene a la semana, las revisiones del médico y el colegio.

“Dicen que no hay viviendas de emergencia disponibles pero sé que ha habido dos personas que han desistido del concurso y que hace unas semanas dieron una vivienda adaptada a una mujer que no la necesita”, dice M.J.

Posición institucional | Ganemos Pinto impulsó en esta legislatura un parque de viviendas sociales que fueron entregadas en marzo de este año. El parque cuenta con 15 pisos, seis residencias para casos de emergencia y dos para proyectos con entidades sociales al que, según la ordenanza, “se sumarán todas las viviendas municipales que queden vacías”.

Zigzag se ha puesto en contacto con la concejala Tania Espada, que ha declarado que el Ayuntamiento no ha entregado una vivienda social a M.J. porque “existe una lista de espera”. Según Espada, M.J. solicitó la vivienda “hace sólo tres meses”. “Existen unos plazos, no puedo entregar una vivienda a dedo”, dice la concejala.

Espada admite conocer que la vivienda en la que están M.J. y su hijo “no está adaptada” y dice mantener conversaciones con el banco para que arreglen el problema de los suministros. “Desde Servicios Sociales estamos en negociaciones directas con el banco, también para conseguir la condonación de la deuda del alquiler”, declara, “personalmente mantengo una relación cercana con M.J., la he atendido siempre que lo ha solicitado”. Por último, Espada ha dicho a Zigzag que están estudiando “las alternativas” que tienen M.J. y A. pero asegura que “no están en una situación de desamparo”.

M.J., por su parte, lamenta que la concejala “sólo quiera verme para posar en fotos” y avisa que seguirá acudiendo al Ayuntamiento y a la concejalía de Servicios Sociales todos los días, “hasta que por fin quiera ayudarme”.

  Acceda para comentar como usuario

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Martes, 6 de noviembre de 2018 a las 19:17
Antonio
Es lo mismo de siempre ni la concejala ni el alcalde ni ninguno de estos salvadores de la nada ni de los anteriores ni los que vendrán cambiaran nada porque todos son iguales. la misma demagogia, el mismo bla, bla, bla, que si derechas que si izquierdas... pero al final todo igual. Es una mierda, con perdón, pero es mas mierda cuando los que están ahora prometían la defensa de lo que no han cumplido ni cumplirán e incluso estan por detrás de lo que hacian los anteriores.

ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress