PINTO
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Raúl Martos / Andrea Fernández
Viernes, 26 de octubre de 2018
Salvo en las clases de Educación Física

Prohibido jugar a la pelota, la insólita norma de un colegio de Pinto

Guardar en Mis Noticias.

Ningún otro centro pinteño comparte la regla, aunque la tendencia es promover juegos tradicionales en los que participe todo el alumnado.

[Img #20534]Ni fútbol, baloncesto, balonmano o cualquier otro juego que necesite del uso de un balón para practicarse. Padres del CEIP Buenos Aires de Pinto han iniciado una lucha contra la prohibición de que los alumnos puedan jugar con pelotas dentro del colegio. La normativa está vigente desde el 13 de octubre de 2010, cuando el Consejo Escolar acordó modificar su Reglamento de Régimen Interior: “No se pueden utilizar balones en el patio, a excepción de las clases de Educación Física. Esta norma se hace extensiva a los recreos del comedor”.

El incumplimiento de este punto es considerado por el centro como una falta leve, pudiendo acarrear una amonestación verbal o escrita y castigos de permanencia en el colegio después de la jornada escolar o la realización de tareas extra. El claustro iguala el hecho de jugar a la pelota a otras acciones penalizadas como comer en clase, alborotar en los pasillos o el uso de móviles.

“No jugar a la pelota en el colegio me parece que es algo surrealista, todos hemos jugado -critica David, padre de un alumno del Buenos Aires- Me parece una norma un poco fascista, la Consejería de Educación debería de poner algún pero en el asunto”. Los niños, a pesar de la prohibición, se rebelan cada día y utilizan como si fueran balones desde las piñas que caen de los árboles a los cartones de los zumos que beben. “Eso implica que hay una enorme cantidad de mierda en el patio del colegio, además de que se pueden hacer daño y traen los zapatos destrozados”, cuenta.

Zigzag ha intentado contrastar el porqué de esta regla con el director del centro, José Antonio Martínez, que ha declinado hacer declaraciones. “El antiguo director me dijo que era porque los chicos se podían hacer daño si les daban un balonazo”, recuerda David. Lo cierto es que se trata de una tendencia cada vez más extendida en los colegios de toda España, que están creando patios coeducativos para dar cabida a otros deportes y en algunos casos han establecido un “día sin fútbol” para mejorar la convivencia entre alumnos. La propia concejala de Educación de Pinto, Cristina Lorca, si bien se muestra sorprendida al saber que se trata de una prohibición total, dice apostar “por los juegos colectivos y los patios inclusivos para chicos y chicas y diversidades funcionales”.

Caso único | ¿Pueden los niños del resto de colegios de Pinto jugar al balón en el recreo? Salvo en el Calasanz, donde se vetó su uso en los recreos matutinos -no en los de después de comer- porque “creaba conflictos” y sólo era utilizado para jugar al fútbol, ningún otro centro tiene restricciones. La mayoría buscan promover juegos tradiciones, como el CEIP Las Artes en el que se ha instalado un patio inclusivo o el Santo Domingo de Silos que ha creado un programa de patios. Algunos limitan el tipo de pelota que se puede usar para evitar daños a los más pequeños pero en ningún caso se plantean imitar al Buenos Aires.

“Su alternativa fue poner en el suelo una rayuela y un tres en raya”, explica enfadado David al escuchar lo que ocurre en el resto de colegios pinteños. En cualquier caso, los padres descontentos se muestran pesimistas sobre una posible modificación de la norma: “Su actitud es bastante jerárquica, ellos son los que deciden y nosotros sólo podemos insistir”. De hecho la dirección calificó como “una intromisión en la organización y funcionamiento del centro” la última carta remitida por uno de estos padres descontentos.

En la misiva de Javier Saldaña, que reivindica que su hijo pueda jugar al baloncesto, también se reclamaba la instalación de redes en las canastas y porterías del colegio: “Seguro que los niños agradecerían no tener que salir continuamente a por el balón saltando el muro que está detrás de la portería”. Otra cuestión que ha sido rechazada porque, según el claustro de profesores, “su uso permanente es peligroso para la seguridad del alumnado”. Los padres también piden que los niños puedan utilizar balones reglamentarios y no de plástico “que se lleva el viento”, pero la dirección dice confiar en “el criterio y profesionalidad del profesorado en cuanto a los materiales que se utilizan”.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
11 Comentarios
Fecha: Martes, 6 de noviembre de 2018 a las 06:22
Antigua alumna
Esa tarea de educar corresponde a los padres, pero claro es más fácil pasarle la responsabilidad a los profesores. Es imposible controlar a 600 niños jugando en el patio, evidentemente cuando ocurre algo que está mal los profesores actuan pero los niños juegan libres. Y se puede jugar a la pelota por cursos, el propio cole se la da pero sólo a un curso para que no haya peleas pues en las pistas de fútbol y baloncesto no cabrían todos. El resto juega a lo que quiere. Ninguno de mis hijos o sus compañeros se ha quejado nunca por este motivo. Para nada se les restringe el juego, creo que la mayoría de los padres y alumnos estamos contentos con este sistema. La opinión de este señor es personal pero es uno sólo y en el cole hay más de 600 alumnos con sus respectivas familias. Dejemos de dar bola a esta publicación absurda, es más creo que deberia eliminarse porque no es cierta.
Fecha: Lunes, 5 de noviembre de 2018 a las 11:56
Rubén
Y lo que se debería hacer, en lugar de prohibir, no debería ser educar a esos niños violentos o cuando salgan al patio estar pendientes de todo y vigilar (que es tarea del colegio), en lugar de "soltarles al patio" sin estar pendientes de nadie, que es más cómodo.
Con esas ideas, se les debería prohibir jugar al pilla pilla porque siempre van a ir a por el más gordito que corre menos, o les quitamos los boligrafos porque pueden hacer canutillos y escupir bolitas de papel, y que escriban todo con lapiceros... Creo que hay que invertir mas tiempo en educar y menos tiempo en pensar prohibiciones.
Fecha: Viernes, 2 de noviembre de 2018 a las 18:53
miguel
No comparto esta adsurda medida ,creo que hacer deporte y estar activo es bastante mejor que esten con el movil con juegos y otras cosas.Es mi opinion.
Fecha: Viernes, 2 de noviembre de 2018 a las 09:24
Antigua alumna
Yo fui alumna de este colé hace ya muchos años, cuando comenzaba. En mi época efectivamente jugábamos a lo que nos apetecía con o sin pelota pero también es verdad que en nuestra época sabíamos jugar y respetabamos a los demás. Ahora por desgracia las cosas han cambiado, y no solo me refiero a las normas, me refiero a los motivos por los que se han tenido que tomar estas medidas de quitar pelotas y redes en las porterías y canastas pues los niños son más agresivos de lo que éramos antes y en muchos casos juegan a agredirse a pelotazos. Con respecto a las redes pasa exactamente lo mismo no dejan de ser cuerdas con las que se puede ahogar a un compañero y ha habido casos de agresiones con redes y con pelotas en muchos colegios en el pasado.
En la situación que vivimos hoy en día por desgracia no tenemos las libertades que teníamos hace 30 o 40 años pero todo ello llega porque hay gente, en este caso niños, que se comporta de forma inadecuada y después pagamos todos obviamente. No es justo, por supuesto, pero es lo que hemos creado entre todos. No se debe culpar al colegio por buscar alternativas que sean menos peligrosas para nuestros hijos creo yo. Saludos.
Fecha: Martes, 30 de octubre de 2018 a las 08:25
Rubén
Cuanta tontería se puede llegar a generar...Yo fui a un colegio en el que no había campo de fútbol, ni de baloncesto de nada, solo un triste patio en el que teníamos que sacar imaginación para divertirnos en el tiempo de recreo. Unos días al pilla pilla, otros al escondite, y cuando alguien llevaba un balón al fútbol. Pero lo que nunca hicieron fue prohibirme a qué no podía jugar. El fútbol es una actividad tan importante como cualquier otra, ya sea por ser actividad física, competitiva o colectiva. Los niños son niños, y quieren ser Messis y Ronaldos, si los adultos tenemos ídolos y cómo no los van a tener los niños que son mas ingenuos? Entiendo que a quien no le guste el fútbol lo vea como las tonterías irónicas que escribe Manjes, pero no se debería prohibir u obligar a jugar a lo que quieran.
Fecha: Sábado, 27 de octubre de 2018 a las 21:11
Inés
¿Prohibido jugar a la pelota??? Estamos dejando a los niños sin infancia...si en el cole no pueden jugar al balón, cuándo van a jugar? en el instituto, que lo que harán es salir a fumar??
Fecha: Sábado, 27 de octubre de 2018 a las 16:08
Francisco Sanchez
Yo estuve años en Santo Domingo, del Egido y alli no teniamos, ni campo de futbol, ni de baloncesto, ni canastas, ni redes. Nis juntabamos 300 niños en el patio jugando, y aqui estoy. No tengo ningun trauma, ni voy pegando a la gente por la calle.
Los niños, se lo pasan bien jugando en el patio, el problema somos los padres, que nos preocupamos mas en tonterias que en la.educacion de los niños.
Educacion que tendriamos que empezar en casa.
Fecha: Sábado, 27 de octubre de 2018 a las 12:10
Ana
En este centro hay un programa de patios en el que los niños tienen diferentes juegos para jugar, incluidos juegos con balones y musica! A mi hija le encanta, no entiendo que no se contraste la información
Fecha: Viernes, 26 de octubre de 2018 a las 20:53
Manjes
Pues es una pena que no dejen jugar a los niñ@s a fútbol en el patio. Se va a perder esa gran competitividad, la mayor de las veces malsana, que genera entre los chicos. No van a poder demostrar los alumnos mejor dotados para este deporte su gran poder y dominio sobre los compañeros, sin importartarles que el deporte sea colectivo. Y sobre todo, cómo vamos a negar a nuestros hijos poder insultar al compañero que me cae mal, que suele ser el rival, cuando las cosas no me salen como yo quiero. En fin, es una pena que no permitamos que los chicos en los colegios no puedan jugar a ser "messis" y "ronaldos" aunque en muchos casos sean pésimos ejemplos a seguir.
Dejemos que los chicos sigan jugando en el patio de los colegios y conseguiremos hijos competitivos, irascibles , poco solidarios y carentes de normas, donde la ley del más fuerte es lo que vale.
Ya sé que todo es una ironía, pero me consta que el fútbol en el patio de un colegio es la actividad menos educativa que se puede defender.
Fecha: Viernes, 26 de octubre de 2018 a las 18:10
Fran
Cuando vais a dejar de darle bola a este señor. Nadie le hace caso y esta en una cruzada sin sentido..
Pretende que se asfalte un trozo de zona ajardinada y ahora con el tema del balon.
Fecha: Viernes, 26 de octubre de 2018 a las 16:38
Jose
Entonces así pasa q en el recreo están los niños pegándose no tienen con q entretenerse pues hacer daño hacer daño ha los demás no se en q país estamos

ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress