Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Agustín Alfaya
Martes, 28 de agosto de 2018
¿Pagaba el Ayuntamiento de Ciempozuelos de más a la empresa European Cleannig?

El millonario negocio de la basura en Ciempozuelos

Guardar en Mis Noticias.

El pasado mes de febrero concluyó la prestación del servicio de recogida de basuras y limpieza urbana que desde el lejano 1992 realizaba en Ciempozuelos la empresa concesionaria European Cleanning. Un servicio atípicamente duradero en el tiempo (¡26 años!) y polémico, con fases de denuncias judiciales que tuvieron su cénit con la entrada de Ahora Ciempozuelos en el gobierno, en 2015.  

“Desde el primer momento que gobernamos procedimos a devolver las facturas a European Cleannig por defectos de sobrefacturación, tal como nos señalaban los reparos que presentaba la intervención del Ayuntamiento, reparos que Mª Ángeles [anterior alcaldesa del PP] había levantado”, señala la actual alcaldesa Chus Alonso. 

[Img #20122]Sobrefacturación

El nuevo gobierno califica de “leonino” y de “despropósito” el contrato que European Cleanning tenía con el Ayuntamiento. La concesionaria “sobrefacturaba más de un millón de euros al año”, lo que fue “permitido por el anterior gobierno del PP” hasta que “nosotros le pusimos fin” y “ahora los tribunales nos van dando la razón”, declaraba el pasado mes de marzo a Zigzag la concejala de Residuos Sólidos, Gemma Fornell.

El PSOE también denuncia la sobrefacturación de la concesionaria, pero niega que sea Ahora Ciempozuelos quien haya desvelado este asunto. “La sobrefacturación de la empresa de recogida de basuras fue detectada por Susana León (PSOE) siendo alcaldesa (2006-2007), pero la llegada del PP a la alcaldía (2007-2015) paró esta investigación”, resalta la portavoz socialista Raquel Jimeno. Y añade que “la ampliación del anterior contrato de basura que tanto sobrecoste ha generado fue firmado y apoyado por el partido (Izquierda Unida) de Chus y de Gemma”.  

CPCI también ha hecho hincapié en que fue un concejal de IU, entonces responsable de la concejalía de Medio Ambiente, quien en 1998 “dirigió todo el expediente de contratación con European Cleanning, determinó el precio y la periodicidad del contrato por 20 años más y modificó las condiciones de la recogida selectiva de residuos”, subraya el portavoz de CPCI Pedro Torrejón, y “ahora las que antes formaban parte de IU (Chus y Gemma) intentan hacer creer que ellas y su partido, que aprobó sin ninguna reserva esa ampliación negociada entonces por su concejal, no tuvieron nada que ver en este asunto”. Por otro lado, tras la expiración del contrato con European Cleanning en febrero pasado, CPCI abogaba por que el servicio no se externalizase nuevamente, sino que se municipalizase.

En lo que todos los partidos están de acuerdo -y lo que es más importante, los ciudadanos en general- es que la limpieza del municipio ha sido muy deficiente desde hace años. Entonces, ¿por qué se le pagaba cada año más a European Cleanning por un servicio tan deficiente? ¿Es cierto, como señalan Ahora Ciempozuelos y PSOE, que esta empresa sobrefacturaba al Ayuntamiento alrededor de un millón de euros de más al año por un mal servicio? 

Por otro lado, ¿cómo se explica que European Cleanning facturase el doble de lo que desde febrero factura la nueva empresa concesionaria, FCC, por la limpieza y recogida de basuras del municipio?  
A continuación hacemos un breve repaso de esta historia, poniendo el acento en los puntos más polémicos.

El inicio

El Ayuntamiento adjudica en 1992 a European Cleannig el contrato de limpieza y recogida de basuras de la Mancomunidad Ciempozuelos Titulcia por un importe anual de 209.552,62 € y un periodo de siete años.  El contrato es firmado por el entonces presidente de la Mancomunidad y alcalde de Ciempozuelos, Joaquín Tejeiro, y por el presidente de European Cleaning, Francisco Alfonso Méndez.    

“Otra empresa, Matías Manzanero, había ofertado un precio (153.258 €) inferior al de European, pero fue rechazada por la Mancomunidad”, explica la alcaldesa Chus Alonso. También es inquietante que “en el precio de la oferta de European figure la recogida de residuos y la limpieza viaria de los municipios de Ciempozuelos y Titulcia, pero cuando se firma el contrato, se excluye la limpieza de Titulcia sin que el precio experimente disminución alguna”. 

Ampliación del contrato

Vencidos los siete años del primer contrato, en 1998 se amplía éste por 20 años, lo que a primera vista llama la atención por la excesiva duración de esta ampliación. De los 209.552,62 € anuales se pasa a 336.926,29 euros.
Este nuevo contrato es negociado por el entonces concejal delegado de Medio Ambiente y Urbanismo de Ciempozuelos (que pertenecía a IU), aprobado en los plenos de Ciempozuelos y Titulcia y firmado por los alcaldes de ambos municipios, además de por el presidente de la Mancomunidad. Los técnicos municipales -secretario e interventor- no ponen ningún reparo legal al nuevo contrato.

Sin embargo, el nuevo contrato de ampliación, al igual que el primer contrato, no contempla ningún estudio económico que determine que el precio que aplica la empresa es el correcto. Este precio inicial sube un 61% con respecto al anterior de 1992, mientras que el incremento de la población en ese periodo fue del 18% y la superficie de limpieza viaria subió apenas un 2% (de 335.000 m2 a 342.000 m2), como certifica un estudio realizado por técnicos del Ayuntamiento de Ciempozuelos.

Subidas desmedidas

En palabras de la alcaldesa Chus Alonso, “en cifras redondas la facturación pasa de 600.000 € en 2002 a 1.340.000 en 2006 y a 1.700.000 en 2011”. Es decir, de los 210.000 € de 1992 se pasa a 337.000 en 1998, a 600.000 en 2002 y a 1.700.000 € en 2011, algo verdaderamente descabellado puesto que no se corresponde, ni de lejos, con el crecimiento de la población ni del suelo urbano de Ciempozuelos ni del servicio ofrecido por la concesionaria.

Alonso manifiesta que el interventor municipal Javier Blázquez, en marzo de 2011, formuló un reparo a las facturas de European Cleaning que fue levantado por la presidenta de la Mancomunidad (Mª Ángeles Herrera).
Estos reparos de los técnicos municipales habilitados vuelven a ser formularlos en 2015. Así, cuando en mayo de ese año el nuevo interventor de la Mancomunidad, Gabriel Hurtado, fiscaliza el primer pago mensual a European Cleaning (149.061,95 €) formula su primer reparo.  

Lo cierto es que no existe ningún estudio económico que determinase que los precios aplicados por el concesionario (¡1.788.000 € anuales!) eran los correctos. Salvo el acuerdo sobre recogida selectiva -109.985,16 € al año- desde 1998 a 2015 no existe ningún acuerdo del órgano de contratación que modifique el contrato. Pero éste sube un 431% con respecto al precio de 1998. 
La empresa ha justificado estos exorbitantes incrementos en “aumentos de la prestación como consecuencia de órdenes individuales de concejales, aumento de la población, de la superficie de limpieza, de contenedores, etc.”, señalan desde el gobierno de Ahora Ciempozuelos. 

Pero las justificaciones de la concesionaria no se corresponden con la realidad. Tanto el crecimiento de la población, como de la superficie de limpieza, como de los contenedores están muy lejos del incremento de la factura como puede verse en el cuadro que acompaña a este reportaje.
Desidia y negligencia municipal

La jurisprudencia ha concretado la justa retribución de un servicio a un concesionario en la fórmula: costes del servicio + beneficio industrial + iva = retribución del concesionario. Pues bien, el Ayuntamiento de Ciempozuelos ha sido negligente al aceptar el pago de facturas infladas por parte de European Cleaning que incluían conceptos falsos y/o duplicidades. 

[Img #20181]

Maquinaria

Así, por ejemplo, es la empresa la que debe soportar los gastos de maquinaria necesaria para la recogida de residuos y limpieza viaria. Sin embargo, ha sido la Mancomunidad quien durante toda la vigencia del contrato ha aportado los camiones a su costa, en contra de lo previsto en los pliegos. 
La Mancomunidad incluso pagaba las reparaciones y mantenimiento de la maquinaria, en contra de lo especificado en la cláusula 9.1 del pliego: “El contratista está obligado a mantener los camiones en perfecto estado de conservación siendo por su cuenta los gastos de reparaciones y combustible. En el supuesto de que por cualquier circunstancia de fuerza mayor no estuvieran en condiciones de ser utilizados algún día para la prestación del servicio por avería u otra causa, se compromete el contratista-adjudicatario a su sustitución por otro vehículo a su costa”.

Personal

En cuanto a los costes de personal, “la empresa engañaba al Ayuntamiento y el gobierno del PP se dejaba engañar”, comenta la alcaldesa Chus Alonso. Lo cierto es que la empresa declaraba que el número de trabajadores que destinaba para el servicio de recogida y limpieza era de 41, pero una comprobación realizada en 2015 por Policía Local y personal de Ayuntamiento redujo el número a 15-16 trabajadores. ¿Por qué esa comprobación no se hizo alguna vez durante los mandatos de Mª Ángeles Herrera?
Contenedores
Pero aún hay más. En un escrito del 8 de abril de 2011 el contratista asegura que sólo en Ciempozuelos el número de contenedores eran 525 verdes y 245 amarillos. Pero en octubre de 2015 el Ayuntamiento, a través de la Policía Local, hace el primer recuento y resulta que los contenedores verdes son 355 y los amarillos 220. Tras este recuento, el Ayuntamiento se dirige a la concesionaria para que diga cuántos contenedores hay, pero la empresa se niega a dar información ocultando que el número de los existentes no coincide con los que comunicó en 2011. 

Que la empresa inflase el número de contenedores era porque la cláusula cuarta del pliego determinaba que el precio del servicio se revisaba cada año “con la variación porcentual del aumento o disminución del número de contenedores y viales…”. ¿Por qué los gobiernos anteriores no llevaron a efecto una inspección de algo tan fácil como era la comprobación del número de contenedores? Y más cuando en el año 2011 existe un reparo de los técnicos municipales por el sobrecoste de los contenedores soterrados.
Informe de ACAL

En el año 2007 y gobernando Susana León (PSOE) se encarga por decisión de IU un informe a ACAL, Abogados y Consultores de Administración Local, que fija el coste del servicio en 489.640 € iva incluido. El importe que entonces facturaba European Cleaning se elevaba a 1.378.054 €. Por tanto, la facturación, según esta consultora, tenía una sobrefacturación de 888.414 €.

Sentencia

En base a ello, el gobierno no paga las facturas de la concesionaria que recogían ampliaciones del contrato como concepto facturado. Entonces la empresa denuncia por impago a la Mancomunidad y la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 16 de Madrid, del 28 de mayo de 2013, le da parcialmente la razón debido a que el Ayuntamiento no había respondido a los requerimientos de pago de la empresa y a que no denunció la sobrefacturación. 

La sentencia desestima la pretensión de pago de las facturas por “contenedores de papel y punto limpio”, “fiestas y otros eventos” y “edificios ajenos a la Mancomunidad”, pero condena a la Mancomunidad a abonar, entre otros conceptos, el importe de las reparaciones y mantenimiento de los camiones, obligación que corresponde al contratista conforme a los pliegos. Ante esto, el letrado municipal es partidario de que la Mancomunidad recurra la sentencia, pero según dice en un informe que realiza el propio letrado “se le dan instrucciones para que no se interponga dicho recurso”.
Acuerdo transaccional

Al mes siguiente de  aparecer la sentencia, en junio de 2013, empresa y Mancomunidad firman un “Acuerdo transaccional” por el que la Mancomunidad reconoce la deuda declarada en la sentencia (1.325.077,16 €) más otros 2.436.381,40 €, en total 3.761.458,58 €, que “incluyen el pago de facturas que la sentencia declara expresamente que no deben ser pagadas por la Mancomunidad”, explica Chus Alonso, además de “otras devengadas posteriormente”.

Este acuerdo transaccional fue aprobado con los votos a favor de PP y los grupos independientes y en contra del PSOE e IU. 

Tras recibir informes técnicos municipales que afirman que el reconocimiento de deuda que se aprobó en su día es nulo de pleno derecho, el 4 de abril de 2016 la Junta General de la Mancomunidad decidió iniciar el proceso para declarar nulo el acuerdo, con los votos favorables de Ahora Ciempozuelos, PSOE, PIC y PP de Ciempozuelos, el voto en contra del PP de Titulcia y la abstención de CPCI.
Informe de CONURMA 

En 2013 la Mancomunidad encarga a su costa un informe a CONURMA, Ingenieros consultores, “para la valoración económica de los servicios de limpieza viaria y recogida de RSU de la Mancomunidad Intermunicipal Ciempozuelos-Titulcia”. Esta empresa, investigada en el caso Gürtel, presenta su informe en julio de 2013, coincidiendo con el acuerdo transaccional.

El informe concluye que el coste anual de la prestación del servicio es de 1.612.943,16 €. Pero para llegar a esta conclusión el informe da como ciertas una serie de falsedades. Que los trabajadores destinados por la empresa para realizar el servicio eran 41 (la Policía comprobó años después que eran 15-16), incluye los costes de amortización de maquinaria (que aporta la Mancomunidad), incluye el coste de amortización de dos camiones que la empresa no utilizaba para la recogida de residuos de la Mancomunidad, contempla costes de reparación y explotación de la maquinaria (que pagaba la Mancomunidad), da por válidos el número de contenedores inflados que anunciaba la empresa, incluía en los costes de la empresa dos edificios municipales por los que no pagaba renta alguna, etc.

Requerida por la Mancomunidad, en diciembre de 2015, el autor del informe de CONURMA contesta que “Los trabajos solicitados a nuestra empresa, en el año 2013, consistían en la realización de un informe (…) En ningún caso el trabajo solicitado consistía en una auditoría de los servicios que, en ese momento, prestaba la empresa concesionaria (…) Los datos para la redacción del informe fueron facilitados por el Ayuntamiento de Ciempozuelos y la empresa concesionaria, no entrando el autor del informe a verificar en campo su veracidad o no, ya que lo que se pretendía con el informe era obtener una cifra aproximada del coste de un servicio de las características del declarado…”. 

O sea que este “informe” fue realizado con los datos que aportaba la empresa y que el gobierno municipal de entonces dio por buenos, lo que debería ser objeto de una comisión de investigación para esclarecer quien o quienes fueron los responsables de semejante alteración del coste de un servicio público que han pagado todos los ciempozueleños.

Recientemente los servicios municipales del Ayuntamiento de Ciempozuelos han elaborado estudios para analizar los costes del servicio que, en principio y de acuerdo con estos informes, ascenderían a unos 900.000 € al año incluido el iva y el beneficio industrial. 

Situación actual

Desde julio de 2015, el Ayuntamiento de Ciempozuelos ha venido devolviendo mensualmente las facturas emitidas por European Cleaning. Para ello se tramita los correspondientes expedientes administrativos por parte de intervención, quien emite un informe en el que concluye que la empresa incurre en “sobrefacturación” de sus servicios en base a los parámetros establecidos en los pliegos que rigieron la contratación para la determinación del precio. La empresa, salvo negar los hechos que avalan la sobrefacturación, no ha presentado otras alegaciones que desvirtúe la presunta sobrefacturación. 

Por otro lado, la Justicia va dando la razón en esta causa al Ayuntamiento de Ciempozuelos. Así, en enero de este año el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 30 de Madrid no ha admitido a trámite el recurso formulado por European Cleaning, por el que solicitaba el pago de 2.175.979 € por las facturas que desde 2015 están siendo fiscalizadas y devueltas a la empresa.

El Juzgado falla que no admite el recurso de la empresa porque la mera presentación de las facturas no otorga el derecho de un pago automático “pues requiere de la expresada gestión de fiscalización”.

También la Audiencia Provincial de Madrid declaró el archivo definitivo sin posibilidad de recurso de la querella interpuesta por European Cleaning contra la alcaldesa Chus Alonso y dos funcionarios por los “delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y coacciones”. La empresa interpuso esta querella tras la decisión de la Mancomunidad de iniciar el proceso para declarar nulo el acuerdo transaccional. 

Pero la Audiencia ha establecido que la conducta de la alcaldesa “lejos de constituir un delito, supone una legítima labor de vigilancia y control de la ejecución del contrato suscrito”.

Además en julio del año pasado, el pleno de Ciempozuelos aprobó la disolución de la Mancomunidad Intermunicipal Ciempozuelos-Titulcia. 

Finalmente, desde febrero de este año, European Cleaning ha dejado de prestar sus servicios en Ciempozuelos, acabando así con 28 años de relación. Una relación polémica en los últimos años, como hemos visto en este reportaje, que está bajo sospecha de haber sido perjudicial económicamente para los vecinos del municipio.
 
 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress