Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Esther A. Muñoz
Jueves, 3 de mayo de 2018
Tania Espada, concejala de Servicios Sociales, Igualdad y Mayores

“Estoy satisfecha con la labor desempeñada en mis áreas de gobierno”

Guardar en Mis Noticias.

Tania está al frente de una de las concejalías más polémicas de la legislatura. Actuaciones como las ejecutadas con algunas familias de las viviendas municipales del Paseo de las Artes o cuando enviaron una fría carta a cinco ancianos de la residencia Dolores Soria anunciándoles que el Ayuntamiento no seguiría subvencionándoles sus plazas, provocaron escándalo y estupor en muchos vecinos.

Tania Espada, concejala de Servicios Sociales, Igualdad y Mayores del Ayuntamiento de Pinto.Tania Espada, concejala de Servicios Sociales, Igualdad y Mayores, ingresó en la confluencia Ganemos Pinto después de “un año que cambió mi forma de ver las cosas”, señala. En 2011, “dejé de sentirme sola”, añade, al participar en los movimientos 15M o Democracia Real Ya. Y concluye: “en Ganemos Pinto encontré el espacio de participación que se merecen los ciudadanos que llevan luchando mucho tiempo y di el paso de mera espectadora a agente activa”.

Tania está al frente de  una de las concejalías más polémicas de la legislatura. Actuaciones como las ejecutadas con algunas familias de las viviendas municipales del Paseo de las Artes o cuando enviaron una fría carta, el 31 de diciembre de 2015, a cinco ancianos de la residencia Dolores Soria anunciándoles que el Ayuntamiento no seguiría subvencionándoles sus plazas, provocaron escándalo y estupor en muchos vecinos. Sin embargo, las críticas por estas y otras actuaciones no han afectado de lleno a la concejala, debido a que el alcalde ha asumido el protagonismo en todas las polémicas.

¿Cómo evalúas tu primera experiencia de gobierno?

Positiva. He aprendido muchísimo, sobre todo a  gestionar la frustración de los tiempos. Desde fuera crees que todo se puede conseguir mucho más rápidamente. Mis concejalías son muy sociales y tengo la suerte de disfrutar del trato con las personas, el tú a tú. He pasado malos momentos pero también otros muy bonitos.

¿Cuál ha sido tu mejor y peor momento hasta ahora?

Mejores tengo dos. El primero, todo el proceso de la elaboración de la Ordenanza de Vivienda Social y de Emergencia. Ha sido muy positivo haberlo hecho a través del Observatorio de Vivienda. El segundo, es aquel  8 de marzo de 2017 en la rotonda de Las Artes cuando surgió un insólito movimiento feminista en Pinto.

Y los peores momentos han sido la cuenta atrás para los desahucios. Soy resolutiva y muy exigente conmigo, pero a veces no está todo en tu mano.

A propósito del feminismo, ¿cómo vives esta revolución en Pinto?

Con mucha admiración, son mujeres muy jóvenes. Con esa edad yo no me planteaba lo que se plantean ellas. Vienen con una fuerza aplastante, es increíble lo que saben.

Concejales de la oposición te señalan como uno de los miembros del gobierno más abiertos al diálogo…

El contenido de mis concejalías me obliga a ello. Las políticas sociales no se pueden trabajar a cuatro años. Los plazos para sacar los proyectos adelante son mucho mayores si te sientas con partidos políticos. No habré tenido muchos titulares en estos años pero estoy orgullosa de que todo se haya sacado de forma conjunta y los proyectos vayan a continuar.

¿Y qué opinión tienes de la oposición?

Tenemos discrepancias, pero se resuelven. Por mi forma de ser, soy facilitadora en ese sentido. También tengo que decir que no me gustan algunos casos en los que lanzan titulares que no son verdad sobre algunos temas.

Los delitos contra la libertad e intimidación sexual han aumentado un 85% en Pinto el último año y ha habido 3 delitos de odio por LEGTBfobia...

Nos queda muchísimo por hacer. En LGTBI se realizaron hace dos años las primeras jornadas, que tuvieron una buena acogida. Para luchar contra la violencia de género hacen falta más recursos, sobre todo en lo que afecta a menores. Hemos lanzado diversas campañas contra las agresiones sexuales con servilletas, carnets, una carpa de información durante las fiestas… pero todo es poco. También hay que señalar que a nivel policial y técnico ahora somos capaces de interpretar y distinguir los delitos de odio o agresiones machistas de otro tipo de infracciones. Probablemente antes había menos porque no éramos capaces de distinguirlos.

¿Cuáles son las líneas que definen tu gestión?

En el tema de perspectiva de género, soy un incordio y también entiendo la política como algo completamente transversal en todo. Suelo involucrarme en todos los proyectos del Ayuntamiento yendo más allá de mis propias áreas. Creo que Servicios Sociales no está sólo en el centro Federico García Lorca o calle Italia. También destacaría mi cercanía.

Aprobada la nueva Ordenanza de Viviendas Sociales y de Emergencia, ¿cuáles son los siguientes pasos de tus concejalías?

La vivienda es un tema muy importante y hay que seguir trabajándolo. Ahora estamos inmersos en buscar soluciones para la pobreza energética. La ordenanza incluye algunas medidas y también se está formando a nuestras trabajadoras sociales para que ayuden en la prevención, cómo evitar que se tengan esas facturas. La salud mental es un hándicap a nivel local y regional, es algo a lo que tenemos que dar una vuelta y que me preocupa bastante. En igualdad, quiero cerrar el IV Plan de Igualdad y que sea lo más participativo posible.

¿Cuál es tu grado de satisfacción con la gestión de Ganemos en Servicios Sociales?

Estoy contenta con los proyectos que estamos poniendo en marcha, me encantaría que fuesen más pero prefiero que sean consensuados aunque se tarde más. Terminaré estos cuatro años con cosas que quería hacer, pero considero que el grado de cumplimiento de nuestro programa electoral en mi área es bastante alto. Nunca voy a estar totalmente satisfecha, pero estoy contenta.

¿Y qué nota te darías a ti misma?

Un seis.

Lo cierto es que a pesar de tu sensibilidad y la de Ganemos por las políticas sociales, desde que gobernáis habéis provocado actos contrarios a esa declarada sensibilidad. Por ejemplo, el 31 de diciembre de 2015 enviasteis a través de un policía local cinco “cartas de desahucio” a otros tantos ancianos para comunicarles que a partir del día siguiente el Ayuntamiento dejaba de hacerse cargo del pago de sus plazas subvencionadas en la residencia Dolores Soria…

No es verdad. No fue una decisión política nuestra, fue una acción de nivel técnico de lo que se podía y no se podía hacer. El problema era que legalmente no podíamos asumir algo en lo que la administración local no tenía competencias. De hecho lo que intentamos fue ver cómo solventábamos la situación sabiendo que no podíamos pagar esas facturas. Y es lo que se consiguió porque un juez nos ha dicho que el Ayuntamiento tiene que seguir haciéndose cargo de estos mayores. Entonces legalmente podemos hacerlo si nos lo dice un juez. 

Lo que no se corresponde con la verdad es tu relato de esa actuación. Vosotros enviasteis la carta de desahucio a los ancianos sin preguntar a ningún juez. Fueron los familiares quienes denunciaron al Ayuntamiento y el juez invalidó el documento (carta de desahucio) aprobado en Junta de Gobierno por defecto de forma, no entró en el fondo del asunto ni os dijo que teníais que haceros cargo de los mayores.

Sí, eso es verdad.

Además, tras el varapalo judicial, el gobierno dijo que repetiría el proceso, es decir, que entonces estaba determinado a no dar la subvención a los cinco ancianos. Sin embargo, no habéis repetido el proceso. ¿Significa esto que reconocéis que os equivocasteis con esa ignominiosa carta?

¿Qué nos equivocamos? A nosotros el asesoramiento técnico nos dijo que había que enviar esa carta. No quiere decir que esas personas se fueran a la calle, para nada. Se han ido a una residencia y se les ha buscado una solución.

Insisto, en la carta comunicábais que el Ayuntamiento iba a dejar de pagar la subvención a los cinco ancianos y, tras la resolución judicial que decía que las actuaciones del  Ayuntamiento estaban viciadas por un defecto de forma, manifestasteis que volveríais a iniciar el procedimiento subsanando los defectos de forma…

Sí, pero nos habíamos reunido con esas personas y fue un acuerdo al que se llegó. No fue una decisión política, fue de los técnicos.  Es de cajón que nadie quiere, y menos con un colectivo como unas personas mayores, tomar una decisión así, pero por eso se pusieron soluciones. En ningún momento esas personas se iban a ir a la calle.

Pero vosotros les comunicasteis que el Ayuntamiento no iba a seguir pagando las plazas…

A esas personas se les iba a garantizar las plazas y lo que se estaba haciendo era ver de qué manera continuaban en esa residencia, ya fuera a través de subvenciones o no, lo que nos permitiese la ley. Es así.

Entonces ¿el pago de la subvención es o no competencia del Ayuntamiento? ¿Por qué los técnicos ahora sí avalan ese acuerdo?

Eso lo lleva el departamento jurídico y no tengo información. La única información que tengo es que tenemos la obligación de pagar esas facturas [ahora sólo una, tras el fallecimiento de cuatro de los cinco ancianos]. No tengo ninguna información de eso, la verdad. 

Teniendo el Ayuntamiento unos 50 pisos en propiedad que no se habían utilizado para vivienda social, ¿por qué en 2015 sacasteis un pliego para comprar tres viviendas más por 223.000 €, concurso que finalmente quedó desierto?

¿Eran suficientes? Si quieres dárselo a un 20% de los solicitantes, sí.  Las 50 viviendas que tiene en propiedad el Ayuntamiento no sería un mal parque de viviendas, pero hay necesidad, así que si pudiesen ser más, muchísimo mejor. Luego habría que plantearse si seríamos capaces de gestionarlas todas.

La nueva Ordenanza de Viviendas Sociales y de Emergencia, que crea en Pinto por primera vez un parque de viviendas realmente social, ha sido aplaudida por todos…  Estoy muy satisfecha. Ha sido lento, pero eso es hacer política. Quería que todos estuviéramos de acuerdo, asociaciones, grupos políticos y trabajadoras sociales.

El año pasado enviasteis cartas a los inquilinos morosos de las viviendas municipales adjudicadas por el anterior gobierno del PP. Les advertíais de que debían ponerse al día en el pago de sus alquileres para poder prorrogarles el contrato. Algunos lo hicieron y hoy continúan con el contrato prorrogado del PP, con unos alquileres entre 325 y 395 € al mes.

Eso no es mío.

Pero ya habíais puesto en marcha la creación de la nueva ordenanza cuando prorrogasteis los antiguos contratos de arrendamiento del PP.

La otra opción era echar a la gente de su casa. No te prorrogo el contrato, adiós.

Entonces, ¿tenéis pensado seguir indefinidamente con esos contratos?

No. Son proyectos distintos. Esas personas entraron por sorteo, pero para entrar en las nuevas viviendas sociales hay otros requisitos. Nuestro plan es pasar cualquier vivienda municipal a ese parque social cuando se vayan los inquilinos actuales. La idea es que todas las viviendas del Ayuntamiento tengan un sentido social. El Plan de Vivienda del PP  no era un proyecto necesario, lo que era necesario era hacer viviendas sociales,  han creado un problema a esas familias.

Ahora hay inquilinos en viviendas del Ayuntamiento que están pagando precios muy distintos.

No estoy de acuerdo para nada. Son proyectos distintos. A los pisos de los 400 € podía haber accedido yo y me lo hubieran dado. En la nueva ordenanza debes tener unas características sociales que yo no tengo y no accedería.

Pero tú sabes que la realidad económica de muchas familias que se han quedado en esos pisos es difícil…

Entraron en el Plan del PP, que insisto que ha creado un problema, por sorteo. Yo no puedo darles una vivienda social, pero sí podían haber solicitado las viviendas sociales, otra cosa es en qué lugar del listado hubieran quedado.

¿Habéis recibido alguna queja?

Sí, hace un par de días. Hablaré con ellos. En cualquier momento pueden entrar en la ordenanza y solicitar una vivienda.

Según un grupo de afectados, el alcalde les dijo hace seis meses que “eso [pagar más unos que otros] no pasaría porque sería una discriminación”.

Desconozco la conversación con Rafael. No llevo esas viviendas.

Como antes hablabas de transversalidad entre áreas…

(Silencio) Vale. No conozco todos los casos ni sé si todos los que están en esas viviendas tienen situación vulnerable. Pero decir que es una situación injusta es mentir.

Cambiando de tema, ¿qué te pareció el acto institucional de entrega de llaves de las viviendas sociales?

No quisimos que fuese protocolario. Se invitó al Observatorio y poco más. 

También se convocó a la prensa. ¿Te parece que es adecuado decir “aquí tienes las llaves del castillo”, a los adjudicatarios?

Se lo tenéis que preguntar a Rafael. Era para quitarle hierro al asunto. No creo que fuera un comentario de mal gusto.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress