Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Txetxu Rivera García
Jueves, 26 de abril de 2018

Huele a mierda

Guardar en Mis Noticias.

[Img #19580]

En el crepúsculo vespertino de los ídolos suele ocurrir que el ocaso no se da por temas mayúsculos, como puede ser la ciénaga de corrupción en la que chapoteaba, la hasta entonces presidenta de la Comunidad de Madrid. Un gánster de la talla de Al Capone, al que se le imputaban varios crímenes tuvo su ocaso cuando fue condenado, irónicamente, por fraude fiscal. De la misma manera, la gota que colmó el vaso en el historial fangoso de Cifuentes fue un hurto de dos cremas antiedad... Lo cual resulta patético.

¿Por qué este último acontecimiento nos debería hacer reflexionar? Porque uno puede pertenecer a un partido corrupto en su esencia y al mismo tiempo presentarse como paladín de la lucha contra la corrupción. Realizar el ejercicio de tu labor de legislador en favor de las clases dominantes y contra la mayoría social mientras reprimen de forma brutal a quienes protestan por los resultados de las políticas reaccionarias que has llevado a cabo. Puedes servir a los intereses económicos de los grandes empresarios privatizando las joyas de la Corona del sistema público mientras ellos te financian (presuntamente) ilegalmente como favor por la desposesión de los recursos públicos en favor de una minoría. Empobreciendo a las y los trabajadores gracias a reformas laborales que rompen la negociación colectiva, quitando fuerza a las organizaciones de la clase trabajadora mientras generas un clima de aceptación de la precariedad. 

Pero estas no han sido las razones de la dimisión. Aun cuando se descubre una red clientelar de las élites que abarca hasta a la sagrada Universidad Pública, donde le han regalado un máster sin siquiera hacer exámenes o acudir a clase, como si fuera un bolso de marca que enseñar, confiando que tu socio de gobierno en la práctica no puede permitirse dar el gobierno a la oposición de izquierdas. 

Y al final su muerte política es por mangar dos botes de crema. Muy efectivo mediáticamente para acabar con Cifuentes. Siendo lo más peligroso y perturbador de esto, es que es un vídeo que se conserva desde el año 2011 y que la Ley de Protección de Datos obliga a deshacerse de este tipo de material al mes de los hechos. Esto nos da una idea de hasta qué grado pueden algunas fuerzas políticas tener un funcionamiento de organización criminal. Comportamientos propios de la mafia, porque no olvidemos que el vídeo sale de las cloacas del poder, y lo publica un medio ligado a las cloacas del Estado. Este episodio cierra un final perfecto para la marca naranja ya que neutraliza en la suma aritmética a la moción de censura y permite al sustituto de Cifuentes continuar en el poder.

La urgencia de la exclusiva, la humillación, pero quitamos fuerza y hierro a todo aquello que afecta directamente a nuestras vidas y con ello, mermando nuestras esperanzas y la mirada al horizonte.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress