Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Martes, 24 de abril de 2018

Master en desprestigio

Guardar en Mis Noticias.

La supuesta falsificación del master universitario de Cifuentes ha puesto en un brete a todos los jóvenes que han invertido su tiempo, dinero y esfuerzo en conseguir en igualdad de condiciones lo que consideraban una titulación de alto nivel.

Cristina Cifuentes vive su peor momento como presidenta de la Comunidad de Madrid. La popular ha copado las portadas de la prensa nacional desde que se supiese que obtuvo su título de máster en la Universidad Rey Juan Carlos “con notas falsificadas”. Lejos de admitir cualquier irregularidad, Cifuentes aseguró que estaba siendo objeto de una “cacería” y aportó tres pruebas que no han hecho sino agravar la polémica. La gota que ha colmado el vaso ha sido el acta de presentación del trabajo de fin de máster, que fue construida con firmas falsificadas de profesores para silenciar las acusaciones.

El caso ha hecho caer en desgracia a una de las grandes esperanzas del partido y que evitó el descalabro en la Comunidad de Madrid gracias a su acuerdo con Ciudadanos. “El tiempo de los corruptos ha llegado a su fin”, prometió el día de su investidura como presidenta regional. Cifuentes presumía de formar parte del ‘núcleo duro’ contra la corrupción dentro del PP, que ha desaprovechado la confianza que le dieron sus votantes al dejar a un lado su supuesta financiación ilegal o tramas como Gürtel o Púnica.

La continuidad de la popular al frente de la presidencia madrileña está en el aire después de que Ciudadanos haya pedido formalmente su dimisión. Todo dependerá de la decisión que tome el presidente del gobierno Mariano Rajoy y de los naranjas, que podrían apoyar la moción de censura que presentará el PSOE y que ya cuenta con el respaldo de Podemos. Quien sí ha pagado las consecuencias es el encargado del máster, Álvarez Conde, que ha sido suspendido como director del Instituto de Derecho Público. Conde es otro de los grandes señalados hasta el punto que una de las profesoras implicadas asegura que la coaccionó para que participara en la falsificación de las pruebas.

Mientras tanto los máximos perjudicados por este escándalo, los alumnos de la Universidad Rey Juan Carlos, reclaman que se tomen las medidas oportunas. Ellos fueron los primeros en denunciar los hechos y propiciar la intervención de la Fiscalía, y ahora no dudan en manifestarse para alzar la voz. La supuesta falsificación del master ha puesto en un brete a todos los jóvenes que han invertido su tiempo, dinero y esfuerzo en conseguir en igualdad de condiciones lo que consideraban una titulación de alto nivel. Está por ver hasta qué punto este asunto ha desprestigiado a la universidad pública -especialmente a la Rey Juan Carlos- y por tanto, al menos sobre el currículum, el trabajo realizado por miles de estudiantes.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress