Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Raúl Martos
Martes, 20 de marzo de 2018
Artista ganador del XXXII Premio BMW de Pintura

Miguel Ángel Villarino, un privilegio para Pinto

Guardar en Mis Noticias.

La trigésima segunda edición del Premio BMW de Pintura, uno de los más relevantes de nuestro país y el más importante otorgado por una empresa privada, reconoció en noviembre la trayectoria de Miguel Ángel Villarino (Morales del Rey, 1959) por su obra ‘Del camino y los laberintos’. La propia Reina Sofía entregó el galardón al pinteño, dotado con 25.000 euros, en reconocimiento a “una labor de muchos años de trabajo”. 

miguel angel villarino

 

“Es un acicate para seguir trabajando”, afirma Villarino, que considera estos certámenes como “muy necesarios” para la supervivencia de los artistas. Él, sin embargo, no comenzó a mandar sus obras hasta pasados los treinta: “No era un tema que me preocupara, ahora participo en bastantes concursos pero muchas veces lo hago por disciplina”, reconoce. Entre los muchos reconocimientos recibidos destacan el Premio de Grabado María de Salamanca (1995), el Premio Extraordinario Reina Sofía (2001) o el Premio de Pintura Focus-Abengoa (2006).

La fortuna del azar | Una desgracia, la enfermedad que padeció uno de sus hijos y de la que ya está completamente recuperado, le trajo a Pinto. “Necesitábamos estar cerca del Hospital 12 de octubre y vimos que, dentro del sur, era lo mejor que había”, recuerda. Corría el año 1993 y para entonces Miguel Ángel ya era todo un referente dentro de la pintura, especialmente en el panorama del grabado.

Su pasión, sin embargo, fue tardía. “Toda mi vida quise ser ingeniero, pero estando en la escuela de ingeniería tuve una revelación”, cuenta. El pinteño, que hasta entonces no había hecho más que algunos esbozos con acuarela en Bachillerato, comenzó a aprender de forma autodidacta y a participar en cursos. Su espectacular manejo le permitió entrar en el taller del maestro grabador Theo Dietrich en Madrid y en la Escuela Nacional de Artes Gráficas para convertirse en uno de los artistas jóvenes que revolucionaron el grabado en los 80’s.

Es en 1982, dos años después de hacerse con su primer estudio profesional, cuando Villarino abrió su propio taller de grabado en Torrejón de Velasco y del que todavía hoy es director de arte. Su inagotable capacidad para crear contenidos le llevó a poner en marcha en 1986 la revista de arte ‘CYAN’, abriendo una nueva ala en su carrera que ampliaría posteriormente con la editorial de obra gráfica ‘M más M ediciones’ y la publicación de grabado y poesía ‘Estación Centra’l. “Son cosas que me apasionan”, comenta Miguel Ángel, que en estos momentos está estudiando la posibilidad de lanzar un libro de poesía. 

A pesar de todo, su vivencia más importante llegaría a través de la beca concedida por la Academia Española de Bellas Artes de Roma, la más importante de nuestro país, en el curso 1996/1997: “Fue una experiencia muy enriquecedora, me cambió la línea de trabajo”. De nuevo la casualidad le impidió dedicarse al grabado durante su estancia en el edificio Trastévere debido a que el taller estaba en obras, una circunstancia que le permitió toparse con una nueva “revelación” que le llevó a volver a dedicarse a la pintura.

[Img #19322]Exitosa trayectoria | Su paso por Italia marcaría para siempre su carrera. Desde entonces ha impartido talleres de grabado en Italia, Alemania, Francia y Portugal, y ha realizado exposiciones individuales en diversas ciudades españolas, así como en Costa Rica, Shanghái, Nueva York o Ginebra. También ha participado en casi un centenar de muestras colectivas de todo el mundo, incluyendo varias ediciones de ARCO, y cuenta con obras en instituciones de la talla del Museo Nacional Reina Sofía, el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid, el Centro Portugués de Serigrafía (Lisboa), la Colección de Arte Gráfico Contemporáneo de la Fundación BBVA o los ministerios de Asuntos Exteriores y de Economía y Hacienda.

En la actualidad Miguel Ángel es presidente del Centro Español de Arte Gráfico, una asociación cultural sin ánimo de lucro creada en 2006 para la investigación, desarrollo y difusión del arte a través de la cooperación internacional en el campo de la cultura y el desarrollo de los pueblos. Asimismo pertenece a la ONG pinteña de ayuda al desarrollo Prints For The World (Grabados para el mundo), en la que los artistas donan sus obras con el fin de recabar fondos para otras entidades e imparten talleres de formación a otros profesionales a lo largo del globo.

[Img #19323]Futuro | Todo ello en un país en el que el arte es tan castigado. “La situación nunca ha sido buena, pero ahora es peor –afirma rotundamente-. A los políticos, sean de la ideología que sean y salvo honrosas excepciones, nunca les ha interesado la cultura”. Aunque España es uno de los países con mayor Patrimonio Mundial Villarino considera que “no sólo no se dan ayudas, sino que se ponen trabas al turismo cultura y creativo”. Una diferencia abismal con el resto de países en los que, más allá de solventar problemas como el IVA, “se han dado cuenta de que la cultura mueve una gran cantidad de dinero y genera muchos puestos de trabajo y riqueza”.
Un problema que se ve reflejado en Pinto donde “se hacen cosas pero se podrían hacer más”, aunque reconoce que se han realizado exposiciones “muy importantes” y que cuenta con artistas de la talla de Ramón Córdoba –“uno de los grandes en su especialidad”, explica.

Puede que sea este cúmulo de circunstancias por lo que ninguno de sus tres hijos, fruto del feliz matrimonio que le une a su esposa María del Mar desde hace más de 30 años, haya querido dedicarse a la pintura. “Les gusta mucho pintar, pero han visto la vida que he llevado y han dicho que no”, comenta risueño sobre una profesión que “es a salto de mata pero es muy bonita”.

Miguel Ángel Villarino nunca dejar de mirar hacia adelante y ya piensa en sus próximos proyectos que pasan, entre otros, por inaugurar dos exposiciones en el Museo de Bellas Artes de Asturias y en su tierra natal, Zamora, donde también realizará un encuentro de artistas internacionales.
 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress