Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Raúl Martos Martínez
Lunes, 19 de marzo de 2018
Peligra su continuidad

Las Casas Regionales de Pinto, en precario

Guardar en Mis Noticias.

Mientras la Corporación debate la creación de una ordenanza de cesión de espacios públicos, las asociaciones sufren diferentes problemas y temen las consecuencias del modelo que pretende implantar el Gobierno.

Las Casas Regionales, en precario.Desde hace dos años el Ayuntamiento de Pinto trabaja en una ordenanza que regule la cesión de espacios públicos a entidades locales. “La negociación está dejando sensaciones positivas”, revelaba en su inicio el concejal de Participación Ciudadana, Ángel Suazo. Para no interferir en el futuro desarrollo de este proyecto de ordenanza que se demora en el tiempo, el Gobierno decidió prolongar año a año las cesiones vigentes, decisión consensuada con la Oposición pero criticada por ésta en reiteradas ocasiones por el perjuicio que causa a las asociaciones.

Un ejemplo de este perjuicio es que proyectos como la instalación de un ascensor por parte de Cáritas queden paralizados hasta la firma de un acuerdo de mayor duración. Además, las conversaciones para hacer realidad el proyecto de ordenanza se encuentran actualmente paradas debido a que la especial situación de las casas regionales hace difícil su encaje en una ordenanza que abarque a todas las asociaciones del municipio.

Casa de Castilla-La Mancha.Pinto cuenta en la actualidad con tres entidades de este tipo, algunas asentadas desde hace más de 25 años: Andalucía (plaza David Martín), Extremadura (parque Norte) y Castilla-La Mancha (parque Juan Carlos I). El objetivo de las tres, que suman casi 500 socios, es dar a conocer las tradiciones de las regiones a las que representan a través de una importante oferta cultural y gastronómica abierta al municipio.

Nuevo modelo | Todas ellas cuentan con una zona de restauración, explotadas por un tercero a su elección, para ayudar al pago del canon anual en torno a 20.000 €. Pero ahora el Gobierno local quiere que sea el Ayuntamiento quien gestione el cobro de los restaurantes, lo que ha generado reacciones desiguales entre el resto de partidos y las casas regionales.

La falta de ingresos que dejarían de tener las casas regionales por la explotación de los restaurantes, serían compensadas por el Ejecutivo aumentando las subvenciones, aunque el Gobierno no detalla su cuantía final. El año pasado las casas regionales recibieron cerca de 5.500 €, mientras que el canon por utilización de los edificios fue en torno a los 20.000 € cada una, como se ha indicado más arriba.

Casa de Castilla-La Mancha | De momento sólo la más joven de todas las casas regionales, la de Castilla-La Mancha, ve con buenos ojos la propuesta del Gobierno. “Creíamos que dar en arriendo un restaurante era un chollo, pero si va mal lo único que genera son quebraderos de cabeza y problemas”. Esta situación ha acabado con la paciencia de Patrocinio Gascón, presidente de la Casa de Castilla-La Mancha. “Queremos seguir con la casa, pero no los problemas que nos ha generado el restaurante”, comenta. De hecho la asociación ha acordado con el Consistorio no prorrogar la concesión, que terminará el 30 de abril.

​Casa de Extremadura.Casa de Extremadura | Esta entidad, sin embargo, afirma que la gestión del restaurante es fundamental para su supervivencia. “Si nos quitan la concesión es complicado seguir manteniendo la actividad que tenemos ahora”, reconoce su presidenta María Jesús Alcocer.

La asociación asegura que actualmente se encuentra en una buena situación tras remontar los problemas que sufrió hace cuatro años, cuando tuvo que permanecer prácticamente un año parada durante la renovación de la concesión. “Nosotros estamos tranquilos porque en nuestro contrato se especifica que podemos explotar el restaurante y subarrendarlo”, revela Alcocer sobre el acuerdo que no vencerá hasta dentro de 16 años.

Casa de Andalucía | La cláusula de explotación del restaurante no aparece en el documento que firmó en 2002 la Casa de Andalucía, cuando acordó con el Ayuntamiento la permuta del edificio que tenía en propiedad en la calle Andalucía a cambio de la cesión gratuita por 20 años del actual emplazamiento. Pero su restaurante sí contaba con licencia de actividad hasta que el Gobierno local suspendió la cesión el pasado mes de octubre a instancia de los técnicos municipales, quienes ahora, 15 años después, han considerado que la asociación incumplió el contrato por subarrendar el espacio a un tercero.

El bar y la casa continúan funcionando con normalidad, pero su presidente, Antonio Robles, reconoce sentirse intranquilo.  “Es verdad que desde el Gobierno siempre han tenido muy buenas palabras pero llevamos casi seis meses así y todavía estamos sin firmar ni nada”. La entidad, además, considera que el restaurante “lo es todo porque nos aporta un dinero sin el que prácticamente no podríamos subsistir”.

Restaurante de la Casa de Andalucía.Crear problemas | Hasta la entrada de Ganemos en el Gobierno local, el único problema que tenían las casas regionales con la explotación de sus bares-restaurantes era que funcionaran (lo que no ocurrió con el de Castilla-La Mancha, pero sí con los otros dos). Pero ahora los mismos técnicos municipales que en el pasado aprobaron los convenios de las casas regionales de Extremadura y Castilla-La Mancha y certificaron la legalidad de las licencias de explotación de los restaurantes de las tres casas, dicen que estos negocios deben pasar a ser concesión directa del Ayuntamiento. Y el Gobierno de Ganemos lo acepta sin rechistar, como ha hecho en otras cuestiones como, por ejemplo, en el desahucio de cinco ancianos de la residencia Dolores Soria a instancias de técnicos municipales, algo que se volvió en contra del Ayuntamiento por resolución judicial. 

Sin consenso | La Oposición ha pedido nuevos informes a los técnicos para entender su postura. “Resulta sorprendente teniendo en cuenta que el Ayuntamiento dio el visto bueno al subarrendamiento cuando concedió todas las licencias al gestor del bar de la Casa de Andalucía”, comenta el portavoz del PSOE, Juan Diego Ortiz. Los socialistas temen que el cambio afecte al buen funcionamiento de las casas regionales y su portavoz ha asegurado que defenderá el modelo que prefiera cada casa regional porque “no sólo hay que buscar el beneficio económico que se pueda sacar sino que también estén a gusto”.

El Partido Popular coincide con el Gobierno en la necesidad de homogeneizar los espacios municipales, aunque cree que es “fundamental” que las casas regionales continúen gestionando sus zonas de restauración. “Si ese es el modelo generalizado no entendemos por qué en Pinto se quiere huir de él”, se pregunta el edil Fran Pérez. El popular recuerda, además, que sólo el cierre del restaurante de la Casa de Andalucía supondría el despido de 11 trabajadores pinteños. “¿Estos no importan y los del gimnasio Pintogym sí?”, se cuestiona.

Por su parte, desde Ciudadanos ven complicado poder elaborar la ordenanza en los términos que propone Ganemos Pinto. “Es muy difícil igualar a todos los espacios, pero la pelota está en el tejado del Gobierno”. Su portavoz Juana Valenciano reconoce que “también estaría preocupada si fuera casa regional”, pero ha querido transmitir tranquilidad porque “en el alma del grupo de trabajo está la protección de las entidades y estamos buscando una solución legal”.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress