Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

ZIGZAG las Vegas
Miércoles, 28 de febrero de 2018

Tradiciones

Guardar en Mis Noticias.

En estos tiempos “de incuria y atrevimiento” -que diría el viejo profesor Tierno Galván-  el lenguaje publicitario, político y mediático suele abusar del término ‘tradición’ de forma superficial, frívola o hueca. Así todos los años se disputan “partidos del siglo”, a veces incluso nos venden en un mismo mes varios ‘partidos del siglo’. También es frecuente calificar de “tradicional” a un evento que apenas lleva celebrándose tres o cuatro años, etc.

Para que algo sea tradicional necesita que haya sido aceptado a lo largo de generaciones, de tal forma que pase a constituir una parte integral de los usos y costumbres de una comunidad determinada que los considera valiosos y por ello los mantiene como parte de su cultura. Pero esto no quiere decir que lo tradicional sea bueno per se, es decir, lo viejo no es bueno por ser viejo. Desde este punto de vista hay tradiciones que atacan directamente a valores superiores del ser humano como los derechos humanos, por ejemplo.  

Viene esto a cuento de la decisión unánime de los representantes políticos de Ciempozuelos de “promocionar, defender y poner en valor” la celebración de los Toros de Fuego en las fiestas patronales, dándoles la categoría de actividad tradicional local. Todos los partidos han aprobado en el Pleno de enero “reconocer los toros de fuego como una manifestación festiva de carácter tradicional y cultural en el municipio” Y, ciertamente, esta actividad, que nació por el impulso de Bernardo Arévalo, primer concejal de Cultura de Ciempozuelos del periodo democrático, fue adquiriendo forma y arraigo creciente a lo largo del tiempo hasta adquirir el rol de actividad típica y propia de Ciempozuelos en sus fiestas patronales.

Lo cierto es que los Toros de Fuego son ya una tradición popular en Ciempozuelos y una de las señas propias de identidad de sus fiestas. Además, se da la circunstancia de que tienen un origen democrático avalado por la general aceptación de los vecinos. Por ello merecen protección y promoción como una actividad que forma parte de su patrimonio cultural. 
 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress