Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Fernando Ferro
Jueves, 8 de febrero de 2018
CRÍTICA LITERARIA

"Cuaderno de retos" para dos poetas y un pintor

Guardar en Mis Noticias.

Crítica del grabador e ilustrador local Fernando Ferro de "Sobre la mesa, dos tazas", el nuevo libros de poesía de la Editorial Adeshoras escrito por Carlos Lapeña y Eugenio Ayllón Rosco, con ilustraciones de Antonio Cerrato.

El haiku es una vieja técnica japonesa de versificación que permite expresar ideas o describir situaciones que podrían resultar pedantes o afectadas, de no estar escritas en tres versos que cuentan con un total de diecisiete sílabas. La forma más habitual es disponer de cinco sílabas para el primer y tercer verso, y siete para el segundo, que se relacionan sin rima, ni asonante ni consonante, pero con un ritmo interno que los trabe, porque de no ser así  no habría poesía .Existen muchas variantes en la escritura tradicional japonesa, desde los sintéticos tres versos hasta verdaderos poemas-río,  asimismo  en la ya extensa tradición occidental, aquí iniciada por el gran poeta yanqui-mussoliniano Ezra Pound.

Sobre esta vieja pero elástica estructura, los escritores Carlos Lapeña y Eugenio Ayllón han montado cincuenta y un poemas-haiku a los que han sumado once acuarelas de Antonio Cerrato y así ha quedado conformado el primer volumen de la colección Letras sonámbulas de la Editorial Adeshoras. La mayor sorpresa que ofrece este libro es la llegada a la república de los poetas de la potente voz del escritor novel Eugenio Ayllón. No es éste el lugar para hablar de su dilatada experiencia profesional como pintor y profesor de pintura , pero sí para dejar constancia de su explosiva irrupción en el universo de la palabra poética. Es evidente que no es el primer artista plástico que escribe con solvencia, ya lo hicieron Henri Michaux, Pablo Picasso o Edward Eslin Cummings entre los más cercanos a nosotros, pero él incorpora una visión llena de contrastes expresionistas y de coloristas iluminaciones, la sangre azul cobalto o el blanco de los almendros floridos  esparciéndose , y de valoraciones hiperbólicas, al convertir en “lo más importante” el garabato de un niño.

El artificio inventado por los dos poetas para iniciar el proyecto de libro no es más que proponerse retos semanales, con un café por medio, sobre cuestiones de técnica literaria, conceptuales o sociales. Las respuestas simultáneas e independientes de ambos van haciendo el camino del texto final. Aquí va ,como ejemplo,  la respuesta de Eugenio a uno de los temas planteados: Viaje

Una hoja muere

y nace acaso un viaje

extraordinario.

Ésta es la propuesta de Carlos.

La Tierra entera

se agita. Nace

el ser, la idea, el viento….

Presentación de Sobre la mesa, dos tazasEs ocioso en estas líneas comentar la indudable maestría literaria de Carlos Lapeña como poeta y narrador, avalada por sus numerosos libros publicados y por los galardones obtenidos. Tampoco es desdeñable la estela de literatos que en su entorno próximo se van incorporando al inventario de los publicados, siguiendo sus discretas y atinadas enseñanzas. Asimismo no quiero dejar pasar la oportunidad de resaltar su paciente e incansable búsqueda de nuevas formas de expresión, siendo ya un viejo Maestro,  aun a sabiendas de que todo está dicho y de que la poesía no es otra cosa que música hecha con palabras y desconcierto para el lector, o no es nada. La aportación plástica de Antonio Cerrato al volumen es sobria y eficaz, más lírica que realista, al rehuir la presencia de los duros paisajes de Parla que aparecen reiteradamente en lo escrito. Al mismo tiempo le ofrece al lector la posibilidad de un desdoblamiento como espectador, además de un reposo en el grato esfuerzo de deambular por sus páginas. Leer y mirar con detenimiento  “Sobre la mesa, dos tazas .Cuaderno de retos”  es una fiesta, algo parecido a participar en una jam-sesion con Andrea Motis y Silvia Pérez Cruz como protagonistas, en la que además han invitado a Rosalía.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress