Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Raúl Martos Martínez
Miércoles, 27 de septiembre de 2017
Cuelga la bicicleta

Contador se convierte en leyenda del ciclismo

Guardar en Mis Noticias.

Repasamos una carrera que si por algo ha destacado es por su pundonor y su espíritu de superación. El pinteño ha sido el ciclista que nunca se rinde, el que siempre se levanta y supera los muchos reveses que le ha dado la vida.

Contador se convierte en leyenda del ciclismo.Alberto Contador ha colgado la bicicleta. El deportista más mediático de Pinto, el que tantas tardes de alegría ha dado a los pinteños y a los españoles en general, ha puesto punto y final a su brillante carrera deportiva. En un reino de héroes de hoja caduca el ciclista ha conseguido hacerse un hueco en el Olimpo de los dioses no tanto por sus títulos, que sin duda los tiene, sino por conectar como pocos con los aficionados.

Porque si por algo ha destacado el ‘pistolero’ es por su pundonor y su espíritu de superación. Contador ha sido el ciclista que nunca se rinde, el que siempre se levanta y supera los muchos reveses que le ha dado la vida. El pinteño se ha retirado siendo uno de los mejores escaladores del circuito y un buen contrarrelojista, pero lo que le ha permitido ganarse el corazón de todo un país ha sido su humildad.

[Img #18195]Ni siquiera aquel fatídico filete pudo llevarse por delante al corredor. Y si alguna vez ha necesitado un brazo en el que apoyarse Pinto siempre ha estado ahí, al lado del ciclista, pedaleando a su lado en cada una de sus grandes pruebas. El cariño que le ha brindado el pueblo que le vio nacer y en el que todavía vive quedó reflejado en su despedida en el Ayuntamiento, cuando más de 4.000 vecinos le pidieron que continuase al menos por un año más. “Sin vosotros habría sido imposible conseguir todo lo que he conseguido. Vuestro cariño y vuestro afecto han sido lo que han hecho que me levante temprano y me sacrificara para salir a entrenar”.

“Todavía me siento con energía, pero es el momento perfecto para dejarlo y dejar paso a nuevos corredores”, ha reconocido Alberto. A sus 34 años, y respetando la sanción que le impuso el Tribunal de Arbitraje Deportivo por positivo en clembuterol, su palmarés incluye un total de 67 victorias como profesional. Siete grandes vueltas, dos París-Niza, cuatro Vueltas al País Vasco y un triunfo en la Milán-Turín, Tirreno Adriático y Vuelta a Burgos son sus principales credenciales. También acumula varios récords como ser el primer ciclista español en ganar las tres grandes o ser el corredor con más Bicicletas de oro.

Su último triunfo se produjo este mismo año en la etapa de montaña del Angliru de la Vuelta a España, para muchos la ascensión más dura del ciclismo mundial. “Creo que puede haber mil despedidas pero es complicado poner fin a una carrera deportiva mejor que ganando en el Angliru. Es una cosa más para la historia. No puede haber una despedida mejor”, declaró al final de la carrera visiblemente emocionado.

[Img #18190]Su llegada a Madrid, con todo el público en pie y el pelotón rezagado para rendir el debido homenaje a un ciclista de época, dejó una de las jornadas más emotivas que se recuerdan de la Vuelta a España. Alberto se dedicará ahora en cuerpo y alma al deporte base a través de su fundación, en la que abrirá una nueva rama relacionada con el ictus. “Yo sufrí uno y por ello quiero volcarme para que la gente conozca bien la enfermedad y sobre todo sepa cómo detectarla a tiempo”.

Desde Zigzag queremos reconocer la figura de Alberto Contador, el deportista que llevó el nombre de Pinto a cada rincón del mundo, repasando la que ha sido, con luces y sombras, una de las más prolíficas trayectorias ciclistas.

Inicios | La historia de Alberto Contador comienza en el Hospital 12 de octubre de Madrid un 6 de diciembre de 1982. Hijo de Francisco y Francisca, ambos procedentes de Barcarrota (Badajoz), fue el tercero de cuatro hermanos y vivió desde pequeño en Pinto, municipio al que emigraron sus padres en 1978. Como él mismo reconoce, las vivencias relacionadas con su hermano Raúl, que sufre parálisis cerebral y con el que mantiene una estrecha relación, le han convertido en la persona socialmente comprometida que es hoy.

Su pasión por el ciclismo no le llegó hasta los 14 años, cuando se montó en la vieja bicicleta Orbea de su hermano Francisco. Hasta entonces había practicado fútbol y atletismo y, sobre todo, dedicaba su tiempo libre a los animales y, en concreto, a la cría de pájaros. A los 15 años entró en la categoría Cadete del UNI Pinto y un año más tarde fichó por el Real Velo Club Portillo.

A pesar de que sus dos primeros años acabaron sin victoria, sus cualidades le invitaron a seguir intentándolo e incluso decidió dejar los estudios para dedicarse plenamente al deporte. Contador, que acuñó el mote de ‘Pantani’ por su habilidad en las etapas de montaña, despuntó en su última temporada en Juvenil con cuatro victorias.

[Img #18191]Su buen hacer le llevó a ser convocado por la selección española, con la que corrió la Vuelta a Talavera. En 2002 llegó el primer gran triunfo en el Campeonato de España contrarreloj sub23, al que le siguió un año después su fichaje por el equipo ONCE-Eroski. El pinteño conseguiría ese mismo año su primera victoria como profesional en la contrarreloj de la Vuelta a Polonia.

Primeras piedras en el camino | La vida era de color de rosa para Alberto Contador hasta el 13 de mayo de 2004. Mientras disputaba al Vuelta a Asturias el ciclista sufrió una dura caída como consecuencia de un desvanecimiento. Las imágenes de Alberto en el suelo en estado inconsciente y sufriendo fuerte convulsiones hicieron temer lo peor, más después de que tuviera que ser ingresado en el hospital días después de ser dado de alta. Los médicos le diagnosticaron una cavernoma cerebral por la que tuvo que ser operado y retirarse de la competición cuando estaba preparando su debut en el Tour de Francia.

Pero como decíamos, Contador es incombustible. Durante un mes y medio tuvo que estar en cama con 70 grapas y dos placas de titanio en la cabeza, pero en cuanto pudo luchó y entrenó como un jabato para volver a estar al 100%. “Empecé poco a poco a ir al gimnasio, a coger tono muscular. Me quedé sin músculo. Sólo tenía grasa. Tuve que hacer piernas, brazos. Cogí la bicicleta el día que me dieron el alta, el 17 de diciembre”, explicaba entonces.

Su esfuerzo se vio recompensado y el mismo día en el que volvió a competir oficialmente consiguió ganar la etapa reina del Tour Down Under australiano. Y cuando sólo se habían cumplido seis meses desde aquella dura operación Contador ganó la primera prueba por etapas de su carrera, la Semana catalana. Ese año debutó en las grandes carreras del circuito.

[Img #18192]La mala suerte, sin embargo, volvió a cebarse con el ciclista en 2006. El director de su equipo Liberty-Würth, Manolo Saiz, apareció como uno de los principales implicados de la Operación Puerto, en la que se investigó una red de dopaje en el ciclismo liderada por el médico Eufemiano Fuentes. Aunque ninguno de los acusados relacionó a Contador con los hechos fue llamado a declarar como testigo y su club acabó siendo excluido de participar en el Tour de Francia de aquel año. Además, una lesión en la rodilla le apartó de la Vuelta a España.

Primer Tour | “Soy el hombre más feliz del mundo”, aseguró Alberto Contador en los Campos Elíseos de París. El pinteño se hizo con su primer Tour de Francia en el año 2007 aprovechando los abandonos de los principales aspirantes al título. Primero fueron Alexandre Vinokourov y Christian Moreni por dar positivo en dopaje, y después fue el turno del líder durante nueve etapas Michael Radmussen tras mentir sobre su paradero y dejar pasar cuatro controles.

Este cúmulo de circunstancias convirtieron a Contador en líder de la ronda gala cuando quedaban sólo quedaban cuatro etapas para el final. A los 24 años el corredor daba el carpetazo definitivo a su cavernoma cerebral y tomaba el testigo, doce años después de la última ocasión, de Bahamontes, Luis Ocaña, Pedro Delgado y Miguel Induraín.

Pinto celebró como nunca la victoria de Alberto. Miles de personas siguieron el Tour de Francia a través de la pantalla instalada en el Príncipes de Asturias y otros tantos más acudieron al Ayuntamiento para recibirle. “Al final voy a tener que repetir el año que viene”, comentó sorprendido ante el tremendo cariño mostrado por sus vecinos. Fue la gran alegría de un año en el que fichó por el Discovery Channel y ganó su primera París-Niza.

[Img #18193]El año del doblete | En 2008 el gobierno de Kazajistán se hizo con el equipo de Contador, que tomó el nombre de Astana. El pinteño no pudo defender su título de campeón del Tour de Francia debido al veto de la organización al equipo alegando “los daños causados al ciclismo en general” a causa de los últimos casos de dopaje relacionados con la escuadra. Un nuevo revés para el ciclista, que en plano deportivo seguía triunfando con sendas victorias en la Vuelta a Castilla y León y la Vuelta al País Vasco.

Lo mejor, sin embargo, estaba por llegar. Astana fue invitado a última hora al Giro de Italia, lo que cortó las vacaciones de un Alberto Contador que se encontraba en la playa. A pesar de no estar en el estado de forma ideal llegó en primera posición a la crono final con sólo 4 segundos de ventaja sobre su principal competidor, Riccardo Ricco, al que acabó sacando casi dos minutos de ventaja. Finalmente el de Pinto se hizo con su primer Giro y se convirtió en el segundo español, junto a Indurain, en ganar la ronda italiana.

Aquel año se celebraron los Juegos Olímpicos de Pekín, una cita que no se podía perder el ciclista más en forma del panorama mundial. Contador ganó la medalla de oro junto a Samuel Sánchez en la prueba de ciclismo en ruta y acabó a sólo 8 segundos del bronce en la contrarreloj. También participó, aunque sin suerte, en el Campeonato del mundo de ciclismo en ruta celebrado en Varese (Italia).

El dulce año del de Pinto acabó con su primera victoria la Vuelta a España y se convirtió en el primer español en conquistar las tres grandes y quinto en el mundo en hacerlo. "No soy consciente de lo que he hecho. Cuando pase tiempo lo saborearé. Ahora no me doy mucha cuenta", explicaba entonces.

[Img #18194]Siguen los éxitos | Si 2008 había terminado en alto, 2009 no pudo empezar mejor. Sus victorias en la Vuelta al Algarve y la Vuelta al País Vasco adelantaron lo que estaba por venir. Aunque las relaciones con Astana no pasaban por su mejor momento –él mismo tuvo que comprarse las ruedas de su bicicleta porque el equipo no le proporcionaba unas mejores-, fue capaz de sobreponerse y firmar un gran Tour de Francia, por el que había renunciado a competir en el Giro y la Vuelta.

Con Lance Amstrong de nuevo en la carretera, la prueba se convirtió en un auténtico espectáculo. El pinteño dominó de cabo a rabo en las etapas de montaña y dio el golpe definitivo con su primera victoria en una contrarreloj de la ronda gala. Su segundo Tour de Francia, en el que aventajó en más de 4 minutos al segundo clasificado Andy Schleck, le permitió ganar el prestigioso UCI World Ranking.

Positivo por dopaje | La vuelta de Lance Amstrong al Astana generó un conflicto de intereses que acabó en la disolución del equipo y posterior salida de Alberto al Saxo Bank en 2010. Un hecho que no le impidió ganar su segunda París-Niza y su tercer Tour de Francia, esta vez de una manera menos brillante. El pinteño ganó con la quinta diferencia más corta de la historia respecto al segundo, de nuevo Andy Schleck, y sin vencer en ninguna etapa. "El año que viene volveré para ganar", anunció sin saber lo que estaba a punto de ocurrir.

En septiembre la UCI dio a conocer el positivo de Alberto Contador en un control antidopaje realizado el 21 de julio de 2010. La prueba detectó un picó de clembuterol, sustancia broncodilatadora prohibida que no puede ser generada de forma endógena por el organismo, de tan sólo 50 picogramos por mililitro. "Esto es un auténtico error –aseveró Contador en una rueda de prensa que tuvo lugar en Pinto-. Llevo un mes y medio muy malo, apenas sin dormir". El ciclista achacó los resultados a una intoxicación alimentaria fruto de una pieza de carne comprada por el entonces director de la Vuelta a Castilla y León en el País Vasco y que consumió el mismo día de la prueba.

[Img #18196]El municipio de Pinto se volcó con su ilustre vecino, así como buena parte de la sociedad que veía todo este caso injusto. Sin embargo el 8 de noviembre la UCI lo suspendió de forma provisional, dando paso a una larga batalla legal que se resolvió en febrero de 2012 cuando el TAS le impuso una sanción retroactiva de dos años y le desposeyó de todos los títulos ganados desde el Tour de Francia de 2010.

Las diferentes prórrogas permiten al pinteño competir, y de esta forma en 2011 se impuso en la Vuelta a Murcia y la Volta a Cataluña y fue tercero en la prueba de contrarreloj y segundo en ruta en los Campeonatos de España de ciclismo. También venció en el Giro de Italia, el segundo de su carrera, donde demostró una gran entereza dominando la prueba desde los primeros compases. Menos suerte tuvo en el Tour de Francia con un quinto puesto como consecuencia de las caídas sufridas en las etapas iniciales.

En el plano personal 2011 fue un año inolvidable para Alberto Contador, que contrajo matrimonio en Pinto con Macarena Pescador tras diez años de relación.

Recuperación | Una vez superada su sanción, el pinteño cogió la bicicleta dispuesto a firmar un triunfo que olvidase los malos momentos. Tras calentar en el Eneco Tour Contador lo dio todo en la Vuelta a España de 2012 para hacerse con el primer puesto, aunque el liderato no llegó hasta la jornada 17 cuando firmó un ataque épico a más de 50 km de la meta. Fue una de las Vueltas más emocionantes que se recuerdan y permitió al de Pinto recuperar la confianza perdida al llevase su segunda ronda española. "Es una de las tres más importantes de mi carrera, junto a la que logré en 2005 después de superar mi enfermedad y la París Niza de 2007", declaró.

[Img #18197]Peor le fueron las cosas en el año 2013, cuando volvió a centrar todos sus esfuerzos en conquistar una vez más el Tour de Francia, en el que acabó cuarto sin rendir a su nivel habitual.

Final feliz | Al año siguiente Contador decidió cambiar su base de entrenamiento y comenzar la temporada más tarde. El cambio pareció surtir efecto con una victoria en la Tirreno-Adriático que le colocaba entre los favoritos para embolsarse el Tour de 2014. La mala suerte volvió a cebarse con el pinteño, que sufrió una fuerte caída que le obligó a retirarse de la competición para ser operado de una fisura en la meseta tibial.

Alberto, el ciclista de las siete vidas, sorprendió una vez más a propios y extraños con una recuperación en tiempo récord. Un mes después de la caída y con sólo 10 días de entrenamiento se subió a su bicicleta para disputar la Vuelta a España. Contador se recuperó de un irregular comienzo y protagonizó una encarnizada lucha junto a Chris Froome, Alejandro Valverde y Purito Rodríguez. El de Pinto demostró ser el corredor más en forma y se adjudicó su tercera Vuelta.

En 2015 Contador se puso como desafío conquistar en un mismo año Giro y Tour. Tras unos resultados desiguales en las pruebas previas el pinteño comenzó como un tiro la ronda italiana vistiéndose de rosa en la quinta etapa, aunque un par de caídas y un pinchazo le apartaron de la primera posición. De nuevo el pundohonor del pinteño le permitieron sobreponerse a todos los obstáculos del camino –para el recuerdo queda su remontada en el Passo del Mortirolo- y acabó en la primera posición del podio.

El gran esfuerzo realizado no le impidió ganar la Ruta del sur, que se celebró dos semanas antes del comienzo del Tour de Francia. Un esfuerzo que sí pareció pasarle factura en la ronda gala, en la que terminó en el quinto puesto. Nada más concluir la carrera Alberto anunció que la próxima temporada volvería a centrarse en el Tour de Francia, pero dos caídas en las primeras etapas le obligaron a retirarse de la competición y le impidieron participar en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

En el que ha sido su último año como profesional, el de Pinto ha luchado por sumar un nuevo título a su vitrina en el Tour de Francia (9º) y la Vuelta a España (5º). Aunque la suerte le ha vuelto a ser esquiva, su victoria en la mítica etapa del Angliru ha hecho justicia a la gran trayectoria de Alberto Contador. La respuesta del público en su llegada a Madrid y el último homenaje en el Ayuntamiento de Pinto demuestran que el ‘pistolero’ gozará de un lugar privilegiado en la memoria de sus seguidores y en la historia del ciclismo español.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress