Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Jose María Portero
Viernes, 28 de julio de 2017

El jarrón chino de Pinto

Guardar en Mis Noticias.

El autor dice que el ex alcalde Antonio Fernández es un valioso “jarrón chino” que “en todos sitios estorba” y concluye que “el análisis” que el ex regidor de Pinto ha publicado en esta web hace unos días no aporta nada “que no conozcamos los que seguimos la política municipal”.

De todos es conocida la ocurrente frase de Felipe González en la que comparaba a los ex presidentes y altos cargos de la nación con los jarrones chinos: “todos conocemos su valor pero en todos sitios estorban”, dijo el que fuese mandatario de nuestro país y que hoy se erige como gurú político internacional  y que, seguramente,  nos dejó el mayor catálogo de conquistas sociales y mejoras legales que ha tenido la nueva España democrática.

Auspiciado también por una bonanza económica, el mandato de González se extendió durante 14 años, en los que pasamos de todas esas conquistas y leyes mencionadas a un declive que pasó por las cloacas del Estado, las puertas giratorias y los ataques constantes a secretarios y compañeros de su partido.  Flanqueado por la guardia pretoriana de PRISA, Felipe González se hizo insustituible y a la vez indeseable.

En Pinto también tenemos nuestro jarrón chino. Se llama Antonio Fernández y al igual que Felipe nos gobernó durante 10 años en los que Pinto pasó de ser un pueblo perdido y olvidado a ser el espejo donde mirarse toda la región.

También Fernández gozó de un buen momento económico (la maldita burbuja inmobiliaria) que nos regaló multitud de edificios, parques, rotondas, colegios... Llegamos a ser ‘La Moraleja del Sur’ y la envidia de media España.

Pero todo en esta vida tiene su final y al igual que Felipe González, las vacas gordas acabaron y salieron a relucir páginas oscuras que ni siquiera los tribunales supieron aclarar. Sea como fuere, lo cierto es que el glorioso “reinado” de Fernández terminó cuando pretendió instalar, cual familia Medici en el Renacimiento, su dinastía para continuar en el partido y en el Ayuntamiento.

No veo en el análisis que se ha publicado en esta web nada que no conozcamos los que seguimos la política municipal. Si acaso, validar aquella genial frase de  Nietzsche: “Una inconsciente envidia se adivina en la oblicua mirada de tu desprecio”.

Es como decirnos: ¡aunque esté en Galicia o en Argentina yo sé todo lo que se cocina en éste pueblo!

El análisis es certero, ¡vive dios!, pero en este país estamos hartos de analistas, cuando lo que de verdad necesitamos son solucionistas. Hincapié especial, como no podía ser de otra manera,  para sus compañeros del PSOE, y divertirse (uno más) con el regalo del gobierno a Ganemos, sus derivas… etc. Hay un poco para todos, pero lo que todos conocemos.

Así que una vez más nuestro jarrón sale a susurrarnos al oído, momento que aprovecho para decirle que en estos tiempos de “gatillo fácil” no nos haga “un froilán” por partida doble: un tiro a Pinto y un tiro a su propio pie.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Viernes, 28 de julio de 2017 a las 21:15
Padrino
Muy muy buen artículo. Fino, irónico y sobre todo certero. Esperemos que siga escribiendo caballero.

ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress