PINTO
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tania Espada, concejala de Igualdad y Derechos Sociales en el Ayuntamiento de Pinto
Viernes, 17 de marzo de 2017
micromachismos

"Nos etiquetan de mandonas por dirigir, a ellos de líderes seguros"

Guardar en Mis Noticias.

La experiencia de Tania Espada, concejala de Igualdad y Derechos Sociales en el Ayuntamiento de Pinto.

[Img #17021]

 

Cuando entras en el mundo de la política institucional, parte de tu tiempo lo dedicas a reuniones con directivos y directivas (de presencia muy escasa, por cierto) pertenecientes a entidades, empresas, bancos…y resulta curioso ver como en estas reuniones cuando, además de mí, asiste un compañero  se dan infinidad de micromachismos.

Con carácter general, se dirigen y miran al hombre cuando hablan, a pesar de que sea yo quien lo haga en todo momento. Cuando llega la hora de finalizar la reunión, a pesar de ser yo la primera en levantarse, el resto no lo hace hasta que mi compañero no se levanta; por cortesía, diréis; pues no, ya que si es él el que se levanta, los demás no esperan a que lo haga yo para hacerlo. Hay incluso una gran diferencia, hasta cuando dan la mano a mi compañero y a mí; con fuerza y seguridad a él, con desgana y debilidad a mí.

Todo esto no es ajeno a las dinámicas que se dan en cualquier ámbito de la sociedad, solo hace falta observar cualquier espacio grupal para darse cuenta de los micromachismos que se dan. Cómo las opiniones de una mujer pasan a un segundo plano si el hombre tiene algo que decir sobre el mismo tema, cómo una mujer es juzgada y etiquetada de mandona si lidera algo o defiende un tema con ahínco, y cómo, en las mismas circunstancias, a un hombre se le describe como líder y seguro.

Porque cuando hablamos de micromachismos, hablamos de formas de machismos de supuesta “baja intensidad”, pero que forman parte de una violencia estructural dentro de la sociedad, producto del modelo patriarcal.

 De ahí la necesidad de que se visibilicen estos comportamientos cuando se produzcan y sirvan de toque de atención para conseguir evitarlos.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress