Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Mohamed Samadi
Lunes, 16 de enero de 2017

Más allá de la Navidad

Guardar en Mis Noticias.

De acuerdo con el calendario antiguo gregoriano que conmemora el nacimiento del profeta Jesús (Isa en árabe), la paz sea con él. Los musulmanes en estas fechas navideñas volvemos una vez más a sentir los puntos de contacto con la comunidad cristiana. Casualmente este año coinciden las fechas del nacimiento de Jesús (24 de diciembre) y del profeta Muhammad (12 de Rabii Al Awal, el tercer mes del calendario islámico, un calendario lunar y no solar). Es una ocasión necesaria para explicar a los hermanos cristianos y no cristianos, el inmenso respeto y cariño que los musulmanes sentimos hacia Jesús (Isa) y su madre, la virgen María (en árabe Mariam), la paz sea siempre con ellos. Es obvio, los musulmanes no celebramos la Navidad del modo en que nuestros hermanos cristianos lo hacen. La Navidad no forma parte de las festividades musulmanas “oficiales”, pero sí supone la conmemoración del nacimiento de un profeta estimado y amado por los musulmanes. Mucha gente desconoce que Jesús, el mesías, es uno de los más importantes profetas y mensajeros del islam. Puesto que, si un musulmán no cree en Jesús como profeta de Dios y no le guarda el respeto y el amor que se merece, deja de ser musulmán y chocaría con un pilar importante de la fe musulmana.

Muchas fuentes en la jurisprudencia islámica, el propio Corán, resalta y destaca los valores que representa este profeta, de manera que el Islam nos invita constantemente a compartir con los cristianos y con la sociedad judeocristiana en general sus valores universales, profundos y más solidarios, valores trascendentes para toda la humanidad. La misericordia, la compasión, la humildad, la solidaridad, el altruismo, y un largo etc.  constituyen un sentimiento espiritual como el paraguas de las tres religiones que tanta falta nos hace en nuestro tiempo, un tiempo en el que tantas veces sentimos y sufrimos muchas barbaridades, injusticias y violencia en nombre de una religión, una bandera injustamente violada como escudo que esconde intereses de unos pocos que no nos representan ni tienen cabida en las democracias. Hoy son más necesarios que nunca los lugares de contacto y de encuentro, los rincones desde los que podamos caminar juntos con una cierta esperanza colectiva. Y por ello mismo destacamos el inmenso valor que hoy adquiere el mensaje de Jesús, para romper las barreras de la desconfianza y el desprecio entre las distintas confesiones.

Desde aquí, tal y como nos sugieren muchos pensadores y sabios del islam, hacemos un llamamiento a la sensatez, a la concordia, a la compasión de todos los seres humanos, un llamamiento a la convivencia, la cordura y al diálogo entre culturas, creencias y civilizaciones. Jesús, la paz sea con él, propuso precisamente eso, el encuentro más allá de las palabras y de las doctrinas. Pues, así, los musulmanes como parte de las sociedades occidentales, sentimos muchos puntos de contacto en las fechas navideñas como en otras fechas del año, que pueden servir de puente de unirse para que entre todos nos podamos encontrar más a gusto en la sociedad donde vivimos.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress