Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Raúl Martos Martínez
Jueves, 3 de noviembre de 2016
Francisco Arévalo, nadador

“Nado unos 70 kilómetros semanales”

Guardar en Mis Noticias.

El pinteño ha cerrado una gran temporada que tuvo su punto culminante en el Campeonato de Europa de Hungría, en el que acabó 16 en júnior y el 6º entre los nacidos en su año.

Francisco Arévalo.Francisco Arévalo (Pinto, 1999) tuvo claro desde bien pequeño que lo suyo era la natación. Durante su etapa en el Colegio Mirasur le picó el gusanillo en los Juegos Deportivos Municipales: “Como iba teniendo éxitos me federaron, y ahí fue cuando empezó todo”, recuerda. Su soltura en la piscina hizo que, con solo 7 años, recibiese la llamada de la Federación Madrileña.

Una meteórica carrera que tuvo su punto culminante en 2012 cuando fue becado por el Instituto Madrileño del Deporte para ingresar en el CTN y compaginar estudios y entrenamientos. Por ello ha tenido que cambiar el Colegio Mirasur por el IES Ortega y Gasset y ha decidido fichar por el Canoe, uno de los equipos más importantes de España, para “hacer mejores marcas personales y poder ir al Campeonato de España de clubes”.

“Estoy muy a gusto con todos mis compañeros, desde que entré en 2º ESO son como mis amigos de toda la vida”, cuenta. La rutina habitual de Francisco comienza a las 06.45 horas con el entrenamiento de la mañana y al que sigue su horario lectivo habitual, el entrenamiento vespertino y una hora de gimnasio.

“La primera hora es la más dura porque es cuando estás más cansado y te cuesta estar atento a lo que cuenta el profesor”, confiesa. El pinteño reconoce que es “muy complicado” conciliar los estudios con los 70.000 metros de natación semanales y 1.000 flexiones diarias que debe realizar, con solo el domingo como día de descanso.

Todavía más complicado se presenta su último curso de Bachillerato, aunque su motivación es máxima. “Este ha sido mi mejor año”, dice orgulloso. Aunque siempre ha obtenido buenos resultados, su estreno en categoría júnior ha sido impresionante: Siete medallas y marca mínima para el Europeo en el Campeonato de España de invierno; y cinco metales de oro y cuatro de plata en el Campeonato de España, en el que fue el deportista con más medallas.

Su cita más importante fue el Campeonato de Europa de Hungría, en el que acabó 16 en júnior y el 6º entre los nacidos en su año. “Era mi primera competición internacional y, dentro de que no bajé mi marca, no lo hice nada mal”, recuerda.

Sus buenos resultados le han metido en el programa olímpico nacional de cara a los JJOO de Tokio. El nadador tiene como objetivo para la presente temporada mantenerse en el programa y abordar el Europeo y el Mundial, además de los Campeonatos de España. Un futuro prometedor que puede estar fuera de España. A menos que consiga algún tipo de subvención o cambie su situación, Francisco tiene pensado trasladarse a EEUU para estudiar ingeniería mecánica con doble grado en Diseño y desarrollo del Producto.

Noticias relacionadas
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress