Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Raúl Martos Martínez
Martes, 23 de febrero de 2016
PINTO

Ganemos Pinto rectifica su intención de desahuciar a cinco ancianos de la residencia Dolores Soria

Guardar en Mis Noticias.

Cinco ancianos que ocupaban plazas subvencionadas por el Ayuntamiento en la residencia Dolores Soria recibieron una fría y sorprendente “notificación” en Navidad: a partir de enero el Ayuntamiento dejaría de subvencionar sus plazas.

Residencia Dolores Soria de Pinto  Mensajeros de la Paz.

Cinco ancianos que ocupaban plazas subvencionadas por el Ayuntamiento de Pinto en la residencia Dolores Soria, de propiedad municipal pero gestionada por Mensajeros de la Paz, recibieron una fría y sorprendente “notificación”, fechada el 30 de diciembre pasado en la que se les comunicaba el acuerdo de la Junta de Gobierno Local, convocada ese día con carácter extraordinario, en estos términos: “Extinguir cualquier tipo de acuerdo que pudiera estar en vigor con los residentes de la Antigua Residencia Municipal, que hasta ahora habían tenido plaza en la residencia privada subvencionada por el Ayuntamiento (…). Las extinciones tendrán efectos con fecha 31 de diciembre de 2015, por lo que a partir del mes de enero de 2016 el Ayuntamiento de Pinto no abonará ninguna cantidad en concepto de plaza residencial de las cinco personas mencionadas anteriormente”.

Un día antes de celebrarse esa Junta Extraordinaria, la concejalía de Servicios Sociales les comunicaba la decisión a los familiares de los cinco ancianos: que desde el 1 de enero dejarían de percibir la prestación económica que llevan recibiendo desde hacía 10 años. Si bien, con carácter extraordinario, se prorrogaban las ayudas en los meses de enero y febrero de 2016.

El compromiso inicial del Gobierno era “gestionar y acordar las posibles subvenciones a obtener por la Comunidad de Madrid”, una solución que se quedaba muy corta para la Oposición. “Este no es el compromiso por los derechos sociales que nos vendió Ganemos Pinto antes de las elecciones”, critica Lorena Morales, concejal del PSOE.

[Img #13771]Motivos del 'desahucio' | Pero, ¿por qué el Ayuntamiento considera que no debe seguir subvencionando las plazas residenciales de estas cinco personas -cuatro tras el fallecimiento de uno de ellos en enero?
El Gobierno de Ganemos se basa en dos informes técnicos de funcionarios municipales. Uno de Mª Teresa Arias Polonio, asesora jurídica de la concejalía de Derechos Sociales, que afirma que “el Ayuntamiento, tras la entrada en vigor de la Ley 27/2013 de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local, no tiene competencias en materia residencial, por lo que (…) procede extinguir cualquier tipo de acuerdo que pudiera estar en vigor con los residentes de la Antigua Residencia municipal”, así como “las prestaciones sociales individuales de carácter económico de estancias en residencia privada”. El otro informe es el de la interventora municipal, Mª Isabel Sánchez Carmona, quien avala el informe anterior al que “no opone reparo legal alguno”.

Los partidos de la Oposición y sus correspondientes equipos jurídicos no están para nada de acuerdo con las opiniones emitidas por las dos técnicas municipales en sus informes. El desacuerdo de la Oposición se basa en dos motivos: El principio de irretroactividad de la legislación española, por el que ningún ciudadano puede perder derechos adquiridos; y por el dictamen del Gobierno de España (3 noviembre 2015) que devuelve a los ayuntamientos las competencias en atención primaria de la salud, servicios sociales y educación. Ese dictamen dice textualmente: “Mientras no sean aprobadas las normas reguladoras del nuevo sistema de financiación autonómica y local, las competencias referidas en la citada Ley deberán continuar siendo prestadas por los ayuntamientos”.

Dadas estas circunstancias, la Oposición pidió que se consultase a la Comunidad de Madrid -como se hizo con otros servicios como el de la Escuela de Música- si el Ayuntamiento tenía competencias en el caso concreto de los cinco ancianos, pero el Gobierno no consultó a la administración regional.

El Gobierno pinteño no está de acuerdo con los criterios de la oposición y opta por la opinión de los técnicos municipales, amparándose en que el municipio no tiene competencias en materia residencial. Del mismo modo asegura que el único documento que hace referencia a la periodicidad de las subvenciones es una carta del año 2004 que para la Sra. Sánchez Carmona “no tiene ninguna validez”.

Antedecentes | Todo comienza en 2004 con la decisión del ex alcalde socialista Antonio Fernández de cerrar la obsoleta residencia municipal de San Pedro y Santa Rosa de Lima tras 17 años de servicio.

Los 25 mayores atendidos en ese momento fueron trasladados a la nueva residencia privada Virgen de la Luz II, ubicada en pleno centro de Pinto, lo que significó un importante ahorro en la aportación pública (era más caro mantener abierta la residencia municipal que subvencionar a los usuarios en la residencia privada) y, sobre todo, una mayor calidad de vida de los ancianos al ser alojados en una residencia de primer nivel asistencial. Si bien los 25 mayores perdían la plaza que les había asignado la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento se comprometía a mantener sus plazas de por vida.

El convenio fue posteriormente ampliado por el sucesor de Fernández, Juan Tendero, también socialista, aumentando a 60 el número de plazas del Consistorio en la residencia.

Populismo | Surgieron movimientos populistas para construir una nueva residencia municipal de carácter público, a los que se apuntaron todos los partidos políticos sin excepción, incluso durante la crisis económica y sabiendo que el municipio, que no tenía trasferencias económicas por parte del Estado ni de la Comunidad para esta función social, no podía sostener económicamente una residencia pública.

Finalmente el Tripartito (PSOE, IU y JpP) aprovechó el Plan E del ex presidente Zapatero para construir la residencia municipal por un importe final que rondó los seis millones de euros. Construcción que finalizó en 2011 coincidiendo con la entrada en el Ayuntamiento del PP, quien tras bautizarla con el nombre de Dolores Soria y ante la imposibilidad económica de gestionarla directamente decidió cederla a la organización Mensajeros de la Paz durante 25 años. Era la prueba del nueve de que el PP había instrumentalizado electoralmente la creación de una residencia pública que no podía financiarse por el Ayuntamiento y que sabía que la Comunidad de Madrid se había opuesto a hacerse cargo de ella, como lo sabía el Tripartido.

A cambio de la concesión la entidad se comprometía a adecuar las instalaciones, deterioradas tras permanecer años cerradas, y ponía a disposición del Consistorio dos plazas para emergencia social y diez de día, que no han comenzado a funcionar hasta hace apenas tres meses.

El acuerdo se formalizó en 2013, con la oposición del PSOE, MIA y UPyD, y supuso la cancelación del convenio con Virgen de la Luz y el consiguiente despido de 12 trabajadores pinteños.

[Img #13772]Sin competencias | El pasado mes de diciembre el Consistorio tan sólo tenía a su cargo a cinco ancianos, tres procedentes de la antigua residencia y dos por contar con los requisitos de la ordenanza municipal, algunos con edades superiores a los 90 años. Mayores a los que el Gobierno de Ganemos considera que no se les debe subvencionar su plaza residencial porque lo impide la Ley, atendiendo a los criterios de dos informes técnicos, como se ha relatado más arriba.

“Nunca hemos tenido las competencias -apunta Rosa Ganso, concejal del PP y edil de Servicios Sociales durante la pasada legislatura-. Nosotros seguíamos pagando las facturas porque entendíamos que no se puede abandonar a personas mayores de cualquier manera”. Pero lo cierto es que desde finales de 2014 hasta la llegada de Ganemos, la residencia no cobró por el alojamiento de los mayores ante los informes negativos de intervención. El anterior ejecutivo del PP, aunque solicitó informes jurídicos y se reunió con los afectados, no fue capaz de solucionar el problema y creó otro añadido con los impagos.

Soluciones | Al margen de los informes técnicos -“todo parte de un informe que nunca debió de haberse emitido”, sentencia Juani Valenciano, portavoz de Ciudadanos-, la oposición critica que Ganemos haya esperado hasta última hora y “cuando el daño ya estaba hecho” (Lorena Morales, PSOE) para comenzar las reuniones, pudiéndose haber ahorrado el remitir la dura y fría carta a los ancianos sobre la extinción de las prestaciones.
“Llevábamos meses mirando las distintas opciones”, asegura Tania Espada, concejal de Servicios Sociales, a la que la interventora le dio de plazo hasta el 31 de diciembre para encontrar una solución.

La propuesta inicial, que la Comunidad de Madrid se hiciera cargo, fue rápidamente descartada porque suponía mover a los ancianos de Pinto, con todos los riesgos que conlleva. El último precedente al respecto en el municipio fue el traslado en julio de 2014 de 15 usuarios de la residencia Virgen de la Luz a Dolores Soria, tras el que fallecieron dos de ellos.

Otras de las medidas planteadas pasaba por modificar la ordenanza municipal para que los afectados recibiesen ayudas del fondo de Emergencia Social, opción que se encontró con el rechazo frontal de algunos concejales. “Advertí que dejaría constancia en Pleno de que éramos conscientes de que estábamos tomando una decisión errónea”, recuerda la portavoz de C's que forzó a seguir trabajando en otras líneas.

Todas las partes reconocen la voluntad de diálogo de la Corporación para alcanzar una solución por consenso que, tras dar varios palos de ciego, acabó llegando. Agotadas prácticamente todas las ideas, valorando incluso la posibilidad de que una de las ancianas tan sólo pudiese disfrutar de la plaza día, el PSOE afirma que se plantó: “La solución suponía que esa persona tuviera que volver cada noche a un entorno familiar complejo, así que anunciamos que no continuaríamos con las reuniones hasta que no se hablara con Mensajeros de la Paz”.

El contacto directo que facilitó la socialista Lorena Morales permitió al gobierno reunirse con el fundador de la entidad, el Padre Ángel, que no puso traba alguna en alcanzar un entendimiento. Finalmente el Ayuntamiento de Pinto utilizará parte de las plazas de día de las que dispone en la residencia y la asociación asumirá la parte proporcional de la estancia nocturna. El cambio no supondrá coste adicional para los cuatro ancianos y, al tener carácter retroactivo, el Consistorio se ahorrará el gasto extraordinario presupuestado para los dos primeros meses del año.

¿Final feliz? | “Para mí este asunto ha sido una prioridad”, asegura Tania Espada que, a su vez, garantiza que ha intentado buscar la solución “menos gravosa para las familias”. A pesar de que el resto de grupos prácticamente coinciden en que es un buen acuerdo, se preguntan qué pasara si Mensajeros de la Paz deja de gestionar en algún momento la residencia Dolores Soria: “Nosotros no podemos determinar algo de por vida como se hizo en aquella carta, sería volver a cometer el mismo error que en aquel momento y estaríamos mintiendo”, contesta al respecto la concejala de Servicios Sociales.

El gobierno afirma que, aunque el contrato no se ha firmado, ya ha notificado a las familias el acuerdo por escrito, un extremo que niegan algunas de ellas que también se quejan del trato recibido. “Es una decisión arbitraria con la que están atacando a unas personas indefensas, que es lo más hiriente e insoportable de todo esto”, comenta Salomón Aguado, concejal del PP, y sobrino de una de las ancianas. Y es que el edil, como otros miembros de la Oposición, denuncia el mal trago por el que han pasado estos ancianos durante el proceso: “¿Y Ganemos era el que enarbolaba la bandera de lo social?”, ironizan.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Jueves, 25 de febrero de 2016 a las 16:30
anapi
Me alegro de que se rectifique.....pero no les da vergüenza mandar esas cartas, sin antes intentar una solución??
Hay que pensar en nuestros mayores con más sensibilidad y empatia.

ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress