Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Silvia Añover
Martes, 8 de diciembre de 2015

¿Necesidad o consumismo?

Guardar en Mis Noticias.

¡Ah! ¿que eso no da la felicidad? Entonces es una gran mentira, una detrás de otra. Podríamos reclamárselo a los inventores de la burbuja del Consumismo, a los virtuosos del marketing y sus centros comerciales. A los creadores del hipnotizador eslogan que te hace comprar lo que a veces no necesitas. En realidad no nos distanciamos tanto del pavo real cuando se exhibe con sus plumas ante su séquito. No sólo hay que lucirse con las mejores marcas en ropa, calzado, complementos, cosmética y vivir en lugares exclusivos, asistir a los sitios de moda con vehículos último modelo; sino que tampoco podemos conformarnos con veranos en la playa. Es imprescindible pasar unas vacaciones de invierno esquiando, y disfrutar de una estancia en el extranjero. Asia es el destino más frecuente, en busca de nuevas ofertas para el mercado de la empresa familiar, y de paso saboreamos comidas exóticas.

¿Realmente todo eso es necesario? En ‘El arte de no amargarse la vida’, Rafael Santandreu nos enseña que nuestra felicidad depende única y exclusivamente de tener algo que comer y agua para beber.  Según él sufrimos de ‘Necesisitis’, pues en el pastel de nuestra vida todas esas cosas son como guindas sobre la nata. ¡Para el que se lo pueda permitir! El que no puede, o se consuela convencido por el Síndrome de Bob Esponja: ser feliz con un trabajo mediocre, mal pagado y un amigo imbécil que te acompaña en tu locura; o te mueres de la envidia y haces lo posible por conseguir lo que ametrallan en prensa, radio, televisión, o en la web donde consultas tu correo.

Lo peor es que poco a poco nos damos cuenta de que por mucho que luchemos no vamos a alcanzar el cénit. De hecho, en la sociedad actual, las desigualdades se evidencian mucho más que antes. Esto es lo que comenta el catedrático de Sociología en la UNED José Félix Tezanos, en su libro ‘Tendencias en Desigualdad y Exclusión Social’.

Quizá deberíamos tomar por fin el ejemplo de Gandhi o Mandela. Considerar la paz, el pacifismo como estrategia para la felicidad, o la tendencia al positivismo que nos propone Punset, con su ‘Viaje al optimismo’.  Ese es el modelo que siguen plataformas y asociaciones conocidas de ámbito nacional, que promueven movimientos solidarios y pacíficos. Sin embargo, por lo que muestran en las noticias pareciera que lo único que se estila es salir a la calle, hacer manifestaciones y pelearse, aunque sea a caceroladas.

En el libro de ficción ‘Las voces del Desierto’ de Marlo Morgan, los aborígenes australianos enseñan a una médica estadounidense a vivir sin nada en el desierto, tan sólo la tribu y su experiencia en la supervivencia. La novela incita a reflexionar sobre la satisfacción de tener una función dentro del clan. Ojala todos pudiéramos desintoxicarnos de este huracán de consumismo, para disfrutar de nuestra labor en la sociedad, de nuestra ciudad en armonía con el medio ambiente, de montañas escarpadas y ríos entre valles plagados de flores en primavera, saboreando cada guinda del pastel con plenitud, como un regalo, un presente que te ofrece el momento.  En cambio,  el invierno nos hace ver el paisaje con otros colores.

El paisaje se tiñe de marrones y ponemos luces en nuestras ventanas. Era costumbre adornar las calles oscuras para calentar los corazones y ahuyentar los miedos durante las tormentas. Me gusta esa costumbre de meter un árbol en casa para que huela bien, decorarlo y regalar a nuestros niños juguetes con los que se entretengan cerca de un cálido hogar. Es momento de disfrutar de los familiares y amigos alrededor del fuego, lo que realmente necesitamos.

Silvia Añover, profesora de inglés en el colegio Eloy Saavedra de Ciempozuelos, ha publicado dos libros, “Relatos de ensueño” (Alfasur, 2011) y el bilingüe “Después del gran incendio / Afther the Great Fire” (Alfasur, 2015).

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
ZIGZAG Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress